Powered by Max Banner Ads 

Teoría de la evolución

Reflexión floja de un jueves:

Sinceramente creo que la culpa de que queramos vivir en pareja la tiene esta absurda costumbre nuestra de andar sobre dos patas. Cuando todos éramos simios peludos y los cachorros viajaban en el lomo de sus madres, éstas tenían suficiente fuerza para hacer frente a los enemigos con una mano, recolectar frutos y leña con la otra y dar mamporrazos con las otras dos. Pero tuvimos que evolucionar y andar erguidos y la cosa se jorobó. Porque con un bebé en brazos, amiga, pocas manos te quedan para defenderte.

Y entonces decidimos aliarnos, a ser posible con un único macho para evitar peleas entre ellos y así poder delegar las tareas de caza y protección en el padre de tus minisimios.

Con el tiempo y la fuerza de la costumbre, las mujeres terminamos acostumbrándonos a enamorarnos perdidamente y a hacer de esta misión la idea central de nuestra vida. La edad media y el amor cortés vinieron después y nos convirtieron a todos en princesas o caballeros andantes, cada uno en la medida de sus posibilidades, ojo. Entonces ya se formó un lío muy gordo porque nos obligó a ir disfrazados todo el rato. Y los disfraces pican.

Hoy en día las cosas no han cambiado mucho, no vayan ustedes a creer. Seguimos buscando como locas a ese ÉL con mayúsculas con el que pagar la hipoteca de la cueva, alguien que nos acompañe, que sepa hacer fuego y oye, si además le gustan los amaneceres y sabe tocar el violín…

La cruda realidad no contada es que a pesar de siglos de historia, seguimos entrando cada día a la cueva solas, sin nadie que nos proteja y cargadas de hijos y piernas para cocinar… ¿Qué carajo de evolución es ésa?

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.9/5 (10 votes cast)
Teoría de la evolución, 3.9 out of 5 based on 10 ratings

21 Comments

Filed under Mujer, Sin categoría

21 Responses to Teoría de la evolución

  1. Ay querida hoy no me pongas este texto que llevo 3 días en vela porque el simio esta jodido, y justo estos tres dias se lo tengo que agradecer al otro simimo grande que se está quedando con él, pero claro me está costanto tan caro el ser yo la que va a por la caza…..

  2. Blogdemadre

    Te compadezco, amiga. Aparte de rulos y mechas, en la cabeza tenemos viviendo al más cruel de nuestros jueces…Si necesitas ayuda para desalojarle, silba.

  3. Tengo ganas de sublevarme… Excelente teoría. La comparto totalmente.

  4. Como está el patioooooo, chicas.

  5. Law

    Yo me olvidé del simio, me quedé con mi monita solamente, ya que él no quería ni ir a cazar, ni aguantar monos pequeñitos.
    La pega es que yo, como simia también que soy, me busqué otro mono grande… Suerte que este hace cenas, duchas y es muy amable y cariñoso… por el momento… Creo que los simios se acaban olvidando rápido de lo bueno para los demás! Tendrán complejo de peces?

    • Blogdemadre

      Monopez? Cuchi, que igual has descubierto una nueva especie…

      • Law

        Jajajajaja monopez, no lo había pensado nunca… Ahora resulta que en vez de llamarle “cielo”, “cariño”, o cualquiera de esos adjetivos comunes para evitar decir su nombre, que sólo se suele decir en dos ocasiones (cuando estoy enfadada con él o cuando…. bueno, eso, como se hacen los bebés, pero sin hacer bebés), podré llamarle “monopez”.
        Gracias por escribir como lo haces! :D

  6. Yo me case con el último príncipe jo jo jo (lástima que destiñó a la primer lavada)… pero bueno en lugar de violín toca el órgano jo jo jo….
    Besotes desmadrosos

  7. De reflexión floja nada, es una teoría probada y verídica totalmente. Ainss que pringadillas somos…
    Besos

  8. Madredecuatro

    Todas deberíamos ser simias-objeto, amiga, y no entrar en la cueva con monitos a cocinar ni a nada si nadie nos abre la puerta y nos recoge los paquetes de las manos. Que es que somos muy eficientes, eso es lo que pasa.

  9. Ay amiga…porque somos bobas. Ese es el resumen de millones de años de evolución. Sí, Darwin sí…mucha evolución y mucho pulgar prénsil, pero ¿pa qué?…ánimo mari..!!

    • Blogdemadre

      Si es que tanta proteína de la carne no es buena, tanto pensar, tanto pensar… con lo bien que estábamos todos a cuatro patas.
      Hmmmm esta última frase ha quedado muy malamente, no?

  10. MADRE DE UNO Y ES BASTANTE

    Pues yo tengo un monito que es monísimo oye, está pa comérselo con sus 10 años y su edad del pre-pavo (la ducha: después, los dientes: después, arreglar el cuarto: después, quitar los tiestos: después… Menos mal que tengo a mi simio que era príncipe y no destiñó con los lavados, que como a mí le gusta “la buena música” aunque no siempre me encuentre en disposición de “tocar el órgano” y lo comprende, que nunca tiene pereza para trabajar en IBM (y veme por pan, y veme por leche, y veme…, y veme… y no me deja cargar ninguna bolsa), que cuando hay que arreglar la cueva es el primero que empieza y pone al monito en faena, que cuando quiero ir de tiendas me acompaña, me anima y nunca pone una mala cara… Ahora chicas lo siento, me quedé con el de muestra y rompieron el molde.

    • Blogdemadre

      Pues enhorabuena, amiga, le ha tocado a usted el gordo y todos lo reintegros. No compre usted lotería para mañana que ya sería un abuso… :)

  11. Madre, es que nos engañaron… Nosotros vamos a la inversa… involucionamos, más bien. Ya lo ha dicho un tal Maya, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>