Tag Archives: sucesión

Lo que vale una mujer

Abro el periódico y leo con asombro una noticia: “El hijo de Kate Middleton y el Príncipe Guillermo será tratado de Alteza Real sea niño… o niña”. Y lo de “niña” se me antoja escrito así como con pesar.

La noticia tendría sentido si dijera algo como “El hijo de Kate Middleton y el Príncipe Guillermo será tratado de Alteza Real sea niño o una rueda de tractor” Entonces sí sería sorpresivo, oye, todo un notición.

Yo propongo otro titular: “El hijo de Kate Middleton y el Príncipe Guillermo será tratado de Alteza Real si es niño y si es niña la llamarán Susanita” así todos tendremos claro que ser mujer en determinados ámbitos no te da derecho siquiera a que te llamen de forma molona.

Pero no, sigo leyendo el cuerpo de texto y tras el susto inicial me entero de que, haciendo uso de sus poderes, que para eso es reina y lleva corona, miriñaque y varita mágica, Isabel II de Inglaterra ha invalidado un decreto de 1917 del rey Jorge V para que, a partir de ahora, “todos los hijos del hijo mayor del príncipe de Gales lleven, como sus padres, el tratamiento de “Alteza Real”. Supongo que con ello la reina se acerca de puntillas y todo lo que puede a la supresión de la preeminencia del varón en el orden de sucesión a la Corona. Preeminencia, por otro lado y a todas luces estúpida, pero al menos valiente porque se deja ver por escrito. En el resto de puestos plebeyos, panaderías y empresas tecnológicas, las ruedas de tractor siguen siendo minoría y ya ni siquiera les ceden el sitio ni les dejan llevar corona.

Porque el primogénito varón hereda siempre el ducado, las cabezas de ganado y el reloj del abuelo, mientras su hermana mayor borda en la mecedora. Cuando se case podrá escribir novelas que su marido publicará con su nombre y tener más hijos primogénitos aunque nazcan en sexto lugar.

Mientras tanto una mujer podrá ser castigada en un autobús de Nueva Deli o en un bungalow de Acapulco, castigada por algo que ella misma hizo, como estudiar medicina, o para castigar al que mira amordazado. Igual sirve para purgar culpas propias que ajenas. Podrá ser ninguneada, desacreditada y hasta quemada viva, si la orden de alejamiento lo permite.

Me encantaría abrir un día el periódico y leer con asombro otra noticia, alguna sobre la aprobación de un decreto oficial que le ponga precio a nuestra cabeza. Así sabremos cuánto valemos y al menos lo podremos defender.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.6/5 (13 votes cast)

47 Comments

Filed under Elucubraciones