Pal’armario IV

Elarmario de Lascascarrias. Abre y deja tu artefacto inservible.

Detectada una nueva Cascarria vagando por ahí en libertad…

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

12 Comments

Filed under Cascarria, Familia, Humor, Mujer, Ser madre

12 Responses to Pal’armario IV

  1. Jajajaja, ay madre, que ganas de sacarnos las perras! se podría usar esto de calientabiberones??? y para calentar mi tupper en la ofi?

  2. Pues eso fijo que lo ha inventado alguien con hijos varones harto del síndrome de las regaderas, ya sabes, que el niño coge frío y suelta el pis así sin más. Eso sí que es ser previsor!!

  3. Estoy de acuerdo contigo en lo del cambio de pañales en plan Macgyver, recientemente me tocó cambiar a mi hijo en el baño de un Burguer King, por cuya puerta no entraba el carrito (lo dejé a recaudo de unos franchutes adolescentes) y tuve que poner una silla sobre la que el niño se salía por todos sitios porque no era suficientemente grande en superficie para apoyar al niño (a estas alturas habrá quedado claro que no había cambiador de esos de pared en el baño ni nada parecido) y ahí cambiarle el pañal y limpiarle con el poco papel higiénico que quedaba en uno de los dispensadores porque se nos había olvidado meter mas toallitas en el bolso del carro, en fin, al final pude decir “prueba superada”, después de eso creo que le puedo cambiar el pañal en cualquier sitio y casi con cualquier cosa 😉 Tengo pendiente escribir un post de esta experiencia religiosa en mi blog 😉

    En cuanto a las toallitas frías, pues no les gusta mucho y si que se quejan, pero conforme se van haciendo mayores (el mío ya tiene seis meses) ya se van acostumbrando y no protestan, es lo que tiene el adaptarse 😉

    • Recuerdo un cambio de pañales sobre las rodillas, sentada en una roca en pleno pinar. Por miedo a ser escatológica no daré más detalles pero sigo estremeciéndome al recordarlo !!! 😉

  4. Pos a la mía le da igual que estén las toallitas frías, calientes o tibias. Es más, le da un poco lo mismo incluso llevar la plasta pegada. A los que no nos da lo mismo es a los demás. Vamos, que no es de culo sensible.
    Lo conocía, pero me parece un cacharro de lo más cacharroso. Una manera de tirar el dinero vilmente. Si ya me parece un pingo el portatoallitas de las Kandoo (y eso que te lo regalaban) esto ni te cuen….
    Lo de los cambios de pañal suele haber mucho Murphy. Mi hija mayor se cagaba siempre hasta el sobaco justo el día que no había cambiador en el bar donde estábamos y para más inri ese día justo me había dejado la muda en el coche olvidada. Aún me entran sudores fríos de recordar ese momento… cambiándola encima de una tapa de váter de limpieza bastante dudosa.

  5. Pero de dónde sacas estos productos tan peregrinos?
    Y lo que es aún más irritante… quién narices se inventa estas mierdas ocupaespacio?

    Te sitúo. Mediados de abril. Placita preciosa en medio de Florencia. 8 y media de la tarde. Plaza desierta en ese momento. Una madre kamikaze, harta de no encontrar baños con cambiador, estira su cambiador portátil en medio de la acera, coloca a Criatura y cambia el pañal ante la atónita mirada de los turistas.

    Ha habido tantos baños asquerosos, con tapas realmente sucias, que las últimas veces, opté por cambiar a la pobre cría de pie.

    Tú crees que, en medio de semejantes escenas, a Criatura (que llora aterrada diciéndome que se cae de la tapa del WC) le importa mucho que la toallita esté fría?

    Pos eso.

    • Pues sólo te faltaba a ti, reina mora, sacar el braserillo calentador en mitad del ajqueroso caos del wc. Bien por el cambio de pañal in the middle of nowhere. Esa niña crecerá fuerte y con carácter 🙂 Seguro!

  6. buenísimo tu post. Yo admito que los primeros meses (voy a excusarme que estaba muuu emocionada con mi estrenada maternidad) compré más de un trasto inutil que ahí tengo ocupando sitio en el altillo del armario… pero me consuela saber que mi locura no llegó nunca a los extremos de comprar un calientatoallitas. Pro cierto, ¿va a pilas y tiene carga como el móvil?
    ana

    • El que esté libre de cascarria, que tire la primera piedra…todos hemos caído alguna vez, no problem. Con respecto al método de alimentación del chisme, creo que lleva un adaptador para la red, lo que lo convierte en el pequeño electrodoméstico mas kitsch de todos los tiempos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *