Powered by Max Banner Ads 

Ni en sueños

Andaba yo ensimismada tomando un helado con Ben Affleck. No recuerdo el lugar exacto, quizá un jardín apartado, el Cafe des 2 Moulins de Montmartre, o una heladería de pueblo. El sitio no aporta nada, por dios, que estaba con Ben Affleck.

La escena a simple vista era en extremo descafeinada, naif, soseta diría yo. Dos adultos sentados, ingiriendo lácteos refrigerados, con los labios perfilados en crema de limón, que no intercambian palabra alguna excepto quizá alguna sonrisa, una mirada callada o un gesto avergonzado que muere a medio camino de decir nada. Eso para ustedes que lo ven desde fuera, pero para los involucrados en la merienda, o sea, Ben Affleck y yo, sepan que la tensión sexual se podía masticar.

¿Y creerán que no recuerdo qué llevaba yo puesto? Espero que no fuera mi última adquisición en Inditex, porque no sé yo qué me sienta peor si los pimientos fritos o esa falda larga y blanca, tipo ibicenca, que compré sin consciencia ninguna una tarde de verano que andaba yo de bajón. Sé que él llevaba un suéter negro de cuello alto, ceñido sin llegar a ser film de paletizar, algo que a mi parecer hace absolutamente irresistibles a los hombres. Eso y levantar la tapa, lo que más.

Recuerdo mi impulso de alzar la cara, cerrar los ojos e inspirar todo el aire que cupiera en mis pulmones, súper egoísta yo, en un intento vano por conservar en mi interior algo más que el recuerdo de aquel momento. Espiré a continuación cada trocito de aquel suspiro murmurando un lastimoso…a ver…cómo le cuento…todo esto…yo ahora…a Marido. Mientras tanto, ajeno a todo, Ben me acariciaba el pelo.

Muy a mi pesar sería la última vez, porque un instante después sucedió todo.

En un plano ligeramente superior al mío, quizá el muchacho se había puesto en pie sin que yo me apercibiera, Ben Affleck me dijo:

- ¿Mamá?

- ¿Perdón? – dije yo. Imagínense mi pasmo.

- ¿Mamááá? – insistió.

- Un momentito, ¿estamos todos locos o qué pasa aquí, eh? – pregunté curiosa mirando en derredor. Calla y sigue con mi pelo, Ben, por tu padre, no me jorobes…

Pero no me contestó. Porque ya me miraba diferente. Como un autómata él seguía y seguía a su rollo ¿Mamá? ¿Mamá?, primero en sibilante susurro y a medida que se impacientaba, cada vez más y más alto. Como yo no le contestaba, tal era mi pasmo ya se lo he comentado, decidió agacharse para meterme un dedo entre las costillas al tiempo que decía:

- Mamááá, que he hecho pis.

Esa premeditada punción intercostal me provocó un susto muy gordo y boté en la cama tal y como merecía la ocasión. Al abrir mis ojos legañosos pude ver a Lamayor en el plano desde el que antes me miraba el del cuello vuelto, pero con el pelo algo más revuelto quizá y sin esa peca discreta que porta él cerca del nacimiento de la barba. Ay, señor.

- Te agradezco que me hagas partícipe de tus vicisitudes nocturnas, cariño, pero no necesito el detalle de tus movimientos. Tienes un baño frente a tu habitación y no hay necesidad de desplazarte hasta la mía que está considerablemente más lejos, tras un pasillo oscuro donde cualquier cosa puede pasar. Todo eso quise decirle a mi hija pero apenas me salió un moribundo:

- Anda y tira pa’ la cama, copón.

Como diestra lagartija me volteé de costado para dar por finalizada la charla y cerré fuerte, fuerte, los ojos poniendo gran empeño en regresar al mundo onírico de heladería del que tan injustamente había sido arrancada. Pero como era de prever, mameluca, que no sé yo ni por qué lo intentas, cuando volví a dormirme, Ben ya no estaba ahí.

Ben Affleck

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (9 votes cast)
Ni en sueños, 5.0 out of 5 based on 9 ratings

29 Comments

Filed under Elucubraciones

29 Responses to Ni en sueños

  1. Mis sueños han cambiado mucho desde que soy madre.. ahora sueño que hablo con mi marido sin interrupciones, o que puedo comer sin estar cortandole la carne a una y dandole cucharadas al otro, o que llevo ropa sin manchas de babas. Y mi favorito: que duermo un montón de horas seguidas. Mmmmmm!

  2. yoymisminiyos

    jajaja! sueñis-interruptus!!! :-)

  3. Jajajajajaja! Buenísimo! :D Son tan puñeteros los sueños… Y es tal la necesidad que tenemos los hijos de contar toooodo lo que hacemos! (Yo tengo 24 tacos y sigo dándole detalles a mi pobre madre; no en mitad de la noche, eso sí jajaja)

    • Blogdemadre

      Ay, mi madre, acabo de pensar en la posibilidad de que yo de niña le haya interrumpido un sueño a mi progenitora con, yo qué sé quién, ¿Juan Pardo? y casi palmo de la impresión….

  4. jajajajajajajajajajajajaj
    Pobre Ben……

  5. Si es que no hay derecho, no hay derecho. Eso debía estar penalizado por la ley de protección de mayores

  6. jajajajajaja, y no le viste con traje de Batman??? Hubiera sido mucho más trending topic, amiga, jajajajajaja
    Me ha encantado, a mi hija también le encanta despertarme para contarme sus devenires miccionadores. Son de un comunicativo a veces…
    Besazo enorme y apretao!

  7. Me ha encantado, la compañia que has elegido y helado ummm fíjate que nunca le había pillado yo el tono erótico a ese alimento y lo tiene tu , lo tiene.

    Yo ultimamente estoy peor, es decir me llama tanto que no me deja llegar ni a la heladaría, ya me entiendes…

    Gracias por sacar sonrisa mañanera

  8. Jajaja :-) me ha pasado, sí, con merengue incluido (cosa que odio fuera del reino de Morfeo) y un pastelero para mí solita al grito de “me hago caca”. Ni que decir tiene que ese tipo de sueños, no son recurrentes como pasa con las pesadillas “caguen”….

  9. Laura

    Pues un dia tu te levantas, te acercas y le dices en la orejita: “hijiiiiiiiiiiiiiiiiii”…. no vaya a ser que este soñando con “Boba la exploradora” o quien sea…..

    • Blogdemadre

      Buena idea, quizá me la guarde para cuando vaya a la universidad. Me sentaré a su lado y le cantaré en la oreja, como hacía mi señor padre :)

  10. Me la comoooooooooo!!! Ahí es donde sale indefectiblemente mi yo-rotenmayer, a pesar de mi metamorfosis materna, ajajajajaja.
    Ben Afleck, ahí es ná!!!
    Un abrazo

  11. Aprovecha que esa inocencia de los niños no dura para siempre.

  12. Me ha pasado, yo también he tratado de recuperar un maravilloso sueño interrumpido… He cerrado muy fuerte los ojos, me he tapado la cabeza con la sábana, he apretado los puños, me he concentrado en la imagen… pero ni por esas. (Ahora que si hubiera estado soñando con la hipoteca te digo yo que se me mete el del banco en la cama!)

  13. Qué raro encontrar hoy a gente que cuente sus fantasías amorosas con Ben Affleck, justo ahora que todo el mundo le tiene ojeriza desde que se supo que va a ser el próximo Batman. Eres valiente, madre. Muy valiente.

    Ahora, mi apoyo va para el pobre Marido. Mamanatas me fantasea con Clooney y eso puedo sobrellevarlo con dignidad, pero por ese imberbe? Solo te faltaba ya haber elegido a diCaprio o Bieber!

    • Blogdemadre

      No te metas con Miben, Paparracho, que yo por mis fantasías eróticas sin viso ninguno de realidad ma-to.
      …Es que si sueño con Mario Casas también me criticáis… Me tenéis consumiíta, eh?

  14. Descubro el post un poco tarde, pero me ha hecho reír mucho. Realmente es una pena que no podamos soñar con lo que nos apetezca, se me ocurren una de cosas! ;) Por cierto, en spotify tengo una lista de canciones para inspirar dulces sueños. . . a ver si te sirve! http://bit.ly/1bZoWAk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>