Powered by Max Banner Ads 

Miedos gordos por transfusión


Mi madre tenía un primo que de pequeño le dio una patada en la espinilla a otro primo y éste, el pateado, se murió. Nadie supo decirme jamás si la patada fue directamente la causante del óbito pero mi madre siempre estuvo convencida de ello, quizá porque en su día su madre, y a la sazón mi abuela, también lo creyó.

Así pues, en nuestras peleas infantiles mis hermanas y yo podíamos causarnos todo tipo de dolores perros, aceptando a tal efecto incluso pinzas de tortura medievales, todo excepto rozarnos mutuamente las espinillas, aunque fuese levemente con una pluma o con el suave dorso de las manos. ¿Si salíamos a montar en bici? Espinilleras. ¿Si íbamos a recoger moras? Espinilleras. ¿Y calabacines? Espinilleras también ¿Si asistíamos como invitados a una comunión y mi madre preveía que en el convite pudiera haber niños con zapatos gordos? Espinilleras. Y tal vez casco. Según qué casos.

Desde que soy madre noto que este miedo espinillero y otros del mismo pelo fueron en algún momento transfundidos directamente desde el cerebelo de mi madre al mío propio. Y con ellos lucho a gorrazos día sí y día no. Si me preguntan contesto ufana que los tengo controlados, condenados a yacer descolocados en el cajón donde guardo el pensamiento bobo, pero en el fondo sé que no es verdad. A veces veo impotente cómo abren la puertecita de la jaula y se sientan en mi hombro por grupos, con las piernicas colgando, dispuestos a hacer calceta y a cuchichear y malmeter junto a mi oído.

- El yogur ha caducado esta mañana ¿de verdad se lo vas a dar a la niña, mari?

- ¿Eso es una ventana? ¿Abierta?

- Antes de los dos años, no les des de gomas de borrar, que se las comen. Hala, a apechugar cada uno con sus errores ortográficos.

- Nada de cosas colgando del cuello, que se te pueden ahogar… – Pero si es una medalla de natación y la niña tiene ya dieciséis años (ésta soy yo hablando con ellos) – Nada es nada, ¿estás sorda?

¿Ven ustedes qué carácter? Suelen ser malencarados, autoritarios y soberbios, con ese tonito porculero y altivo que le da a uno sentirse amparado por la tradición. Como si nadie les pudiera toser, tan arrogantes y estirados, luciendo esa chapa de “incuestionable” prendida de la solapa. Arrg…

Hay días en que me peino de mujer independiente y los echo a guantás de mi lado, dispersando a los más resistentes con empujones y fuertes patadas en su culo de miedo gordo; pero hay otros en que me dejo llevar y asumo sin estudio previo que las medallas matan, la negra noche aúlla y la araña pica… sí, por ser tan capulla.

Además de ello, como soy persona lista y de rápido aprender, adquiero miedos de mis circundantes a poquito que ellos hagan por enseñarme. Así recientemente he aprendido que la carne picada que comes fuera de casa está hecha a base de picos de gallos muertos, que las gomas prietas de los calcetines de gimnasia provocan varices tempranas y que las salchichas tienen el diámetro exacto de la faringe de tu hijo, así que por si se atoran, nada de cortarlas en rodajas, mejor triángulos, o rombos, o poliedros de seis caras, pero nada de rodajas. Jamás.

Y por si fuera poco, amigos, como la mejor forma de dejar nuestra huella en el mundo es enriquecerlo y hacerlo crecer, aporto yo de mi cosecha propia más de uno y de dos miedos nuevos. Están perfectamente armados, son lógicos, sensatos y todos ellos conducen a la muerte segura de mi familia. Además son tan evidentes que aún a día de hoy me pregunto cómo es posible que nadie los detectara antes que yo. Ni una sola fisura capaz de desbaratar la teoría que los sustenta, oigan.

Pero no insistan, que no se los contaré jamás, ni muerta, no los vayan ustedes a interiorizar y perpetuemos por siempre jamás esta tiranía del miedo gordo y del entumecimiento por cagalís.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.9/5 (14 votes cast)
Miedos gordos por transfusión, 3.9 out of 5 based on 14 ratings

56 Comments

Filed under Elucubraciones, Familia, Humor

56 Responses to Miedos gordos por transfusión

  1. Eradish

    Ay!! Pero es que somos unas hipocondriacas extremas, al menos yo. Por favor, no me cuentes esos 2 ultimos miedos descubiertos, mira qeue me muero de curiosidad, pero no me los cuentes porque los cojo seguro, jejejjeje. Lo peor es el día que consigues alejarlos, no duermes, no comes no nada, expectante esperando a ver que pasa.
    Felicidades como siempre

  2. Laura

    Jaaaaaaaaaaaaaa jajaja los tetraedros cubicos de la salchicha me ha descuadrao!

    • Blogdemadre

      Pues, oye, que luego le coges el tranquillo y te salen como churros, te lo juro…
      Los rombos también se me dan bien…
      pero nada como los poliedros de seis caras… :)

  3. Alele

    Ay, mi miedo inculcado es el de las digestiones y la playa. A los 16 y en acto de rebeldía ya me bañaba yo en el mar después del bocata-tortilla de palmo y medio, pero ahora, la niña se come unos gusanitos y ay, espérate media hora u hora y media antes de tocar con el pie el agua, que te va a dar un corte de digestión! (muerte súbita, sentiende)

    • Blogdemadre

      El de la digestión es de los más peores que existen. Bueno, ése y el de no tomar nada después de la leche. Calla, calla, no me hables…

  4. Je, je, es verdad esos miedos, que no se saben de dónde viene, se te meten en la piel, sin poder evitarlo.
    El de la salchicha ya me lo ha dicho mi suegra un montón de veces, e intento cortarla de forma diferente. Seguro que tengo un montón más, casi todos heredados.
    Un besote y lleva siempre un ajo en el bolso, jajaja

  5. Vane

    Soy muy fan del de las salchichas y el de las ventanas. Los míos también se sientan a hacer botellón bien cerca de mi oreja, día sí, día también. Este finde sin ir más lejos he experimentado el de perder niños en parque de atracciones parisino abarrotao. No te lo pierdas, es cagalís absoluta!

  6. Uno de mis propósitos como madre novata es no transferirle muchos a mi peke. De momento voy de culo, no contenta con pegarle los que tengo voy acumulando nuevos para la colección:

    salchichas – sile
    ventanas abiertas – sile
    colgantes – sile
    yogures – nole… venga va, me lo quedo ;)

    Un abrazo, Laura

  7. Comparto el de las salchichas y el de las ventanas. Añado el de los trozos de manzana inmasticables, el de los cordones de las cortinas (aunque no tengan) y el de los doudous.
    He sido incapaz de dejar a mi nene en la cuna con uno, me imaginaba que el dou-dou a mitad noche iba a trepar a su cara y a enredarse entre nariz y boca como un alien.
    Y os dejaría más, pero no quiero ser muy mala, que es cierto que se contagian.
    Desde que soy madre intento no leer ni ver los sucesos en las noticias o se me queda ya un mal cuerpo y unas paranoias graves imborrables :-(

  8. Dios, salchichas?!?!?!?!?!?!? Eso significa que el fuet también? y qué pasa con el chorizo? Y los macarrones gordos?

    Ay madre, que me acabas de dar un par de razones para seguir NO durmiendo!!

    ;P Besos

    • Blogdemadre

      Los macarrones gordos, no, amigalemana, porque por el hueco del canutillo podrían respirar, pero vamos, lo demás, todo mortal de la muerte…
      Besomuak!

  9. Laura

    Como decia uno de los colaboradores en uno de los monologos del Club de la comedia…… si si, el del sr que reparte caramelos con droga a la puerta del cole…….. lástima que yo nunca me lo encontre y tuve que ir a comprar….. jajajaja…. tomaroslo a bromita chicas!
    g

  10. Uno de los mayores miedos de mi padre a la par que la más feroz de sus prohibiciones era que comiéramos pipas…y que buenas estaban, además de vetadas, saladicas…
    Me he visto recientemente hiperventilando porque a una de mis hijas, alguna amiga, le había dado pipas ¡CON CASCARA! y se las estaban comiendo…debe de heredarse esto de los miedos, digo yo.

    • Blogdemadre

      ¿Las pipas? Horror, atragantamiento con más que probable irritación grave de la zona a causa de la sal. Horrible de todas todas.
      Y encima sin pelar. Ay, señor…
      Pero vamos, por lo demás, a cagar cáscaras que diría un abuelo…

  11. su

    madre mia, la que me habeis liado…………..
    y yo que reconozco que soy una histérica, paranoica,y extremista en todos los puntos referidos a la seguridad de mi peque….la hemos liado, no sabia lo de la salchicas, yo le corto rodajas finiiiisimas pero voy a empezar a hacer triángulos….
    vertanas abieras????? tengo cierres en todas
    digestión????? siempre
    yogur???? nunca
    salchichon???? las rodajas pequeñas y a la mitad
    y suma y sigue, ya avise…extremista a tope, no lo puedo evitar???

  12. MMum

    Bueno y qué me decis de los caramelos duros de chupar, ovalados o redondos?? Una vez mi hija con 3 años, lo pasó fatal con uno de ellos, que le dió un “insensato”, sin yo darme cuenta…desde entonces…no puedo…esos caramelos habría que hacerlos desaparecer de la faz de la tierra…Habría que denunciar a los Organizadores de las cabalgatas de Reyes por permitir tirar de “esos” alegremente, así como si nada…menos mal que ahí estamos las madres para darles una patadita y mandarlos lejos, lejos…mientras te “c….” en Gaspar mostrando la mejor de tus sonrisas….

  13. Jolin nena ta te valeeeeeeeee con lo que a mí me costaba pedir una hambuerguesa fuera de casa, ahora ya ni loca. Ya decía yo que tenía yo muchas varices, malditos calcetines..
    De miedos de madres tengo para dar y vender, y pa colmo no hay mejor combinacion que a una madre histérica que lo que un niño trepador e intrépido, un juan sin miedo, un vamos a ver si hago este que pasaría….

    Un sin vivir reina mora…..

    • Blogdemadre

      Ya, lo de los picos de gallos muertos impresiona, lo sé. Y yo lo he contado… Soy maaaala Muriel….
      Pues si te cuento de qué están hechas las salchichas….
      Calla, calla….

  14. lamigadehermanamayor

    Mi querida abuela antes de que salieramos a la calle nos decia siempre: niñas llevais las bragas limpias? mira que si luego te pasa algo te van a decir hay que ver que niña mas guarra!!.
    Y Yo he crecido con el miedo de que si sales la calle sin las bragas limpias como minimo te atropella un camión, te cae una maceta en la cabeza o te ves envuelto en un tiroteo mientras atracan la sucursal de tu banco! Con resultado de muerte segura por guarra y llevar las bragas sucias!!! Asi que ya sabeis, las bragas no se cambian por higiene si no para evitar que te parta un RAYO.

    • Blogdemadre

      Me ha encantado lo de la “muerte segura por guarra” :)
      Cierto, lo de los miedos a no estar presentable en la morgue si tienes un accidente trágico también con muy propios de madres y abuelas… pero sólo de las mujeres de bien :)
      ¿Qué es eso de morir como una harapienta?
      Hombre por favor…

  15. Lo de las salchichas no deberías haberlo contado, ese miedo no lo conocía y desde ya, me lo apropio :P

  16. paty

    Mi madre siempre dice que antes de meterse en la bañera , hay que santiguarse, jejeje y si alguna vez se me olvida, soy capaz de salir y volver a entrar (ya santiguada, claro!) no vaya a ser que me caiga y me de un mal golpe, jejejejeje.
    El resto de miedos, los tengo todos,… el de las ventanas, el de la leche,…la digestión? … también le tengo,… en fin!!

  17. Ay, malditos los miedos!… los propios y los heredados. Yo creo que son un poco como la culpa, vienen con el título de madre.
    Besotes!

  18. Mo

    Yo descubrí hace poco lo de las salchichas y me da que hasta que mi Peque no tenga pelos en los … no le compro un paquete. He dicho.
    Besos!

  19. A veces pienso que mantienes conversaciones imaginarias REALES y en voz alta Madre…. ;D jeje
    Sabes que puedes compartir tus miedos y/o fobias materno-o-no-maternales, no?? Ojo a lo de la salchicha que no sé si reírme o llorar, a partir de ahora morcillacas manchegas ENTERAS, que tengan que masticar ´si quieren respirar :p
    Besos y achuchones varios hermosa.

  20. Pues voy lista!!!! desde que NiñoNinja empezó a comer sólido que no solito, las salchichas siempre las corté en rodajas, menos mal que no escribiste y leí esto hace unos años, sino, me veo cortando las salchichas con un cartabón y un cutter :-D

    Un besazo

  21. jo, pues yo soy una inconsciente además de mala madre porque no me conocía más que el de la ventana abierta (y porque mi santo se fija más que yo)… No sé si es bueno o es malo, pero es lo que hay… mis hijos serán los que vayan con el chichón más abultado de la clase. Es lo que hay.
    Un beso gordo miamol

  22. Madredecuatro

    el hijo de unamigademirmana tiene una enfermedad mala malísima por no sé qué con un insecticida. Así que, cuando empezaron a llegar “ellos”, me leí la letra minúscula del insecticida para enterarme.
    Ahora el insecticida está PROHIBIDO en casa. Las hormigas a trapazos. Todas. Y me da igual.

    PS cómo te echaba de menos tolverano, Madre!

    • Blogdemadre

      ¿Y para qué se inventó la zapatilla, amosaver? para que la química no entre en casa antes de 5ª de la ESO. Ese armario bajo el fregadero donde escondemos todos los venenos infantiles es el que más desazón provoca. Hala. Fuera.

  23. primeriza

    jajajajajaj que no he parado de reirme!!!!!
    Tal cual todos los miedos vienen cuando sos madre!!! Mi peor miedo es el del atragantamiento!! Y ahora que se de la salchicha no entrara ninguna en casa!!!

  24. Pues entre miedo y miedo, que yo también los tengo casi todos y la misma habilidad transmitida madre-hija vía cordón umbilical para adquirir más, se me ha ocurrido que si empezamos un negocio de salchichas poligonales nos hacemos de oro vendiendo a madres/padres de familia, ea.

  25. Luisa

    Dios, has aumentado los míos, ni idea del de la salchichas.
    Toooda la vida cortándolas a “roajitas” y … ¡¡no voy a poder volver a hacerlo jamás!! y eso que las tres fieras son medio mayores ya.
    El que peor llevo es que anden descalzas: ¡¡no abráis la nevera descalza, no corráis descalzas …. !! (aunque mi lado sádico se regocija y da saltos cuando se dan un cachiporrazo en el dedo meñique del pie ¡¡si hubieras llevado las chanclas!!)

  26. Por si te sirve de explicaciónm, a mi abuela la pasó algo parecido…cortando leña, un trozo de madera la golpeó en la espinilla, ella no hizo caso y al cabo de unos días la salió un bulto a la altura de la ingle…el problema es que se la había formado un coágulo que “viajó” por su pierna, afortunadamente la salió el bulto y pudieron operarla, si no llega a ser así, el coágulo la podía haber obstruido alguna vena o arteria y haber muerto.
    Saludos!

    • Blogdemadre

      Vaya, lo siento por tu abuela y su espinilla, pero me alegro de que el coágulo viajero fuera atrapado a tiempo. Mil gracias por haber resuelto el misterio después de tantos años…
      Ahora tendré que contárselo a mi madre y pedirle mis más sinceras disculpas…

  27. Espe

    Yo le acabo de regalar a mi hija de 12 años un fular para el cuello! que me lleva pidiendo desde hace ni se sabe ¿será lo bastante mayor o aún corre peligro?
    Y qué me decís de los columpios del parque? esas máquinas llenas de peligros, de las que se pueden caer de mil formas distintas, y todas ellas me las he imaginado yo mientras mis hijos estaban encima. Menos mal que hemos pasado esa etapa, pero otros miedos nos acechan…
    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>