Powered by Max Banner Ads 

Maternidad mancomunada

Con la llegada del buen tiempo, la solanera y la manguita corta, la maternidad se despoja de las cuatro paredes que le acogotaron en invierno y sale lozana a la calle a enseñar muslo. Exuberante y pletórica ahora; harta de jugar a las casitas entre el sofá y la mesa de la tele, antes.

El verano abre para Lasmadres un universo tal de actividades y ejercicios varios que de sólo pensarlo da vértigo: piscinas, jardines, parques, copas de árboles, matorrales, céspedes, zarzales, areneros…todo ello aderezado con la actividad que más gustan de realizar los miniseres cuando llega el buen tiempo: correr.  Les abres la puerta de casa y ya los tienes corriendo como Forrest Gump sin mesura, orden ni concierto alguno, dando grititos en tono puerta que necesita aceite y moviendo locamente los brazos como si quisieran echar a volar. Tan pronto están a tu lado, como subidos al tejado del polígono más próximo, jugueteando alegremente con cascotes y hierros de color níspero.

Es por ello que en verano una madre necesita más ojos que de costumbre, unos seis u ocho más, a ser posible. Ojos que sean capaces de ver cómo Lamayor se mete en el agua gritando Jeronimooooo mientras Lapequeña hace entretenido acrosport  sobre el bordillo, poniendo en peligro tu sistema nervioso y sus recién estrenados dientes.

Y entonces, nos mancomunamos. No nos queda otra. Sabedoras de que no podemos con todo nos asociamos con otras madres del entorno para cuidar a la camada en plan comuna. Así, en dos días te ves regañando a niños que no son tuyos con la misma pasión y savoir faire con que regañas a los propios, hierática y acojonadora toda tú, sin que se te mueva ni una ceja. Sin despeinarte, vamos.

 

Que no te bañas más, tedicho…no te subas a la escalerilla, cámbiate el bañador que lo tienes mojado … Hala, tol día, a diestro y siniestro …¡Qué maravilla! ¡Cuánta capacidad para extendernos en regañinas y amonestaciones! ¡Cuánto castigo por aspersión! Fffffffffff haciendo el molinete ¿Tú entras en mi espacio visual? Pues castigado. Ea.

Pero, ojo, que en mitad de esta nueva tarea de omniregañadoras que nos hemos autoimpuesto podemos cometer la torpeza de extralimitarnos. ¿Que tu madre te ha dicho que no te bañas si no haces los deberes? Déjala que está indispuesta, no les ves la cara, anda a darte un baño que aprieta el calor y vas a congestionar. Y no hagas el perrito que te veo desde aquí, flexión extensión, acuérdate. Y respira, ufff, ufff.  Mientras, la madreverdadera te mira con cara de bandido caucásico desde la tumbona contigua, maldiciendo el mismo momento en que se hizo tu amiga y grabó tu nombre junto al suyo en aquel árbol del fondo.

Está claro que con esta técnica los críos se enriquecen que da gloria verlos al vivir en sus carnes una mayor socialización, aunque a veces no sepan a quién preguntar si deben esperar las dos horas de digestión, si a su madre de siempre, que en ese momento anda ofuscada regañando al niño del quinto, o a una señora con una gorra de una caja de ahorros que se empeña en ponerle las zapatillas a toda costa, atemorizada por nosequé pinchos.

Ahora bien, tengamos en cuenta que en mitad de este fragor controlador, en una maternidad mancomunada siempre hay límites que no se deben traspasar. A saber:

-        Nunca beses, regañes o soliviantes a maridos ajenos. Nada de llegar a la piscina y pedirle a Paco que te dé crema. La maternidad puede delegarse pero al cónyuge no se le presta ni para jugar al mus.

-        Nunca metas la mano en bolsa de playa ajena. Nada de ¿Te puedes creer que se me ha olvidado la fruta de media mañana? A ver, ¿tú qué traes? El chiringuito está cerca. Mancomunada sí, parasitaria no. Ojito con esto que una madre mata por alimentar a sus propias crías y con una sola bolsa de chespiritos no hay para todos.

-        Podéis intercambiaros hijos, no bikinis. Si no quieres que te dé una depresión al ver que su bikini no te entra, quédate con el tuyo, aunque sea un traje de baño de franela de seis piezas, con mangas a la altura del codo y zapatillas de lona a juego. Modernízate, maja, pero no a costa de las vecinas.

 

Si sigues estas breves directrices tu verano mancomunado dará frutos gordos y jugosos y no tendrás que cambiarte de urbanización. Aprovecha no obstante este frenesí educador, porque en dos días estará aquí de vuelta el invierno y tendremos que conformarnos con vivir sólo nuestra propia vida…

.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.7/5 (12 votes cast)
Maternidad mancomunada, 4.7 out of 5 based on 12 ratings

45 Comments

Filed under Elucubraciones, Familia, Humor, Mujer, Neurosis, Ser madre, Verano

45 Responses to Maternidad mancomunada

  1. Uf miedo me da este verano… el año pasado solo gateaba y ya iba de cabeza a la piscina… éste ya veremos!!!
    Yo añadiría al decálogo el “estudia antes de regañar” no sea que regañes a algún niño con madre/abuela susceptible y termines por romper una amistad… y te lo digo por experiencia propia… y eso que regañé al susodicho porque estaba pegando a mi hijo… pero es lo que tiene…

    • Blogdemadre

      Es lo que tiene el libertinaje regañador, que a veces metes cabeza donde no debes…o donde no se te espera. Aún así yo sigo votando por la unión de fuerzas. Algún día nos hará invencibles! :)

  2. Yo macomuno, tu mancomunas, ellos macomunan…. que bonita conjunción que yo no llego a conjugar, porque no hay madre viviente que quiera seguir al Monillo,. Yo lo entiendo si es invierno y ves a una madre loca corriendo desmontá perdía por el parque porque ese niño tiene una agilidad que no es normal, dejate tu que en verano en la piscina puede hasta tirarse del trampolín con doble tirabuzón y no quiero ser yo quien se lo tenga que comunicar a su madre….
    Lo dicho guapa que a mí no me ayuda ni el tato, eso sí todas me indican eh : allí esta allí encima, se va tirar de aquella cuesta, esta debajo de aquel tobogan….les doy pena.

    • Blogdemadre

      Cierto, con monillos hiperactivos quizá debas pagar un plus a la que decida mancomunarse contigo. Que oye, la abnegación materna tiene también sus límites y nuestras cervicales ya no son lo que eran…

  3. paty

    Me ha encantado !!!! , bueno como todo lo que escribes.
    Yo me voy de vacaciones este sabado y te aseguro q alli estaré buscando madres, para hacer mancomunidad con mis nenas q tienen dos años, y no sabes lo que dan de sí. jejejej-
    Enhorabuena por tu libro, lo compré en la feria … y me ha gustado mucho!!!

    • Blogdemadre

      Hola Paty! Si lo compraste en la feria entonces ¿nos vimos? Fue un montón de gente y vi un montón de caras pero me gustaron infinito todas!! Mil gracias por ir!!

      • paty

        Síiii nos vimos, por fin!!
        Tengo dos niñas gemelas de dos años, y siguiendo tu consejo de la dedicatoria del libro, me he hecho a ratos, y me lo he leído, ……..está genial , de verdad!!!! -
        Gracias!!

  4. A veces parece que narras lo que me va pasando según lo voy viviendo :) . Recientemente acabo de descubrir esto de la maternidad mancomunada, aunque obviamente no le había puesto nombre jeje. Hoy voy a ser la reina del patio cuando lo comente… El año pasado socializamos poco enla comunidad con la peque pero este me he propuesto que pierda el miedo a los locos bajitos (la pobre se lleva estupendamente con los adultos pero los niños la dan miedo). Así que ahí me veo, haciendo cadena en el tobogán mientras yo ayudo a subir de una pieza a los enanos otra les ayuda a conservar los dientes en el aterrizaje. La asociación perfecta tal y como la has descrito y teniendo en cuenta que tengo piscina y hay maridos de por medio, pondré sin duda en práctica todas tus reglas. La cosa está muy complicada para mudarse hoy en día.

    Bxsss

    • Blogdemadre

      jajaja lo de los maridos es crucial, amiga, que alguna malintencionada no entenderá que ese escrutar curiosa sus bíceps y tríceps es justo pago por cuidar de sus retoños mientras ella se depila el dedo gordo del pie. Lástima que toda colectivización tenga sus límites :) Bsss!

  5. Y yo que voy a todas partes sola, con mi hijo a cuestas, nadie me deja nada, si me he olvidado la merienda, me jorobo y me aguanto( bueno a tenedor, le va a dar igual porque pasa de comer), si tengo que ir al baño, aprovecho cuando va él, intentando que no abra la puerta, miestras yo termino, tengo la espalda roja, por que no hay marido, ni mio ni de otras que me de crema…Ahh y si voy en compañía es mi suegra..esa no cuenta, no?…Pero si este verano, me hago sociable, y me reuno con otras de mi especie, tomo nota, aprendo y pongo en práctica.
    Un besote guapa…Un gusto leerte..

    • Blogdemadre

      Amiga vanina, si la insocialización es voluntaria, bienvenida sea. Y así será, seguro, que con el don de gentes que usted tiene dudo mucho que no haya madre en derredor que no mate por mancomunarse con usted…

  6. El día que viva en una urbanización, recordaré esta entrada. Ahora sólo la veo desde la lejanía…igual que la idea de cambiar de casa :-)

  7. isabel

    me apunto a la mancomunidad esta y me imprimo ya las reglas de oro para no traspasarla que una tiende a extralimitarse!!!

    • Blogdemadre

      Ay, amiga, cómo tentiendo, que una también es de ansia floja y a nada que me ponga cojo carrerilla y subo a casa de mis amigas a organizarles la comida del fin de semana. Debo pararme y respirar, no vaya a ser que llamen a la guardia civil como la ultima vez. Si es que la gente ya no se deja ayudar…

  8. Ay nena!!!, me pido ser madre aspersora XD, ya me imagino, sin aliento, sin compasión, sin parar, sin voz… en el fffffff continuo, ains…

    • Blogdemadre

      Entrando en bucle, despeinada, iracunda, con los ojos rojos y la vena del cuello hinchada como pie de pato, aaaaahhhh ¡gloria bendita!!

  9. Uff pues yo prefiero no tener que encargarme del niño de los demás y desde luego prefiero no dejar los mios bajo custodia de ciertos padres salvo que los quier recuperar por fascículos :-)

    • Blogdemadre

      Se habla de padres amigos, papaLobo, padres cuyos métodos educacionales coinciden con los tuyos, padres que has podido ver, oler y testar en multitud de situaciones… Ni por asomo dejaba yo a mis criaturas en manos ajenas. La idea es que el momento comunidad puede sustituir al individuo. Ay, calla, mari, que me estoy poniendo muy trascendental…

  10. Paz

    ¡SÍIIII! ¡Es el invento del siglo¡. Yo estoy a punto de convertirme en socia de pleno derecho de una mancomunidad maravillosa, incluso llegan a dejar a toda la camada en una casa y que Dios ayude a la víctima. Claro que es recíproco, qeu si no no se vale. La última idea, brillante por otra parte, es hacerles unos chalecos reflectantes o una camiseta de color vivo que ponga “LA MANADA”, así los llamamos cariñosamente. Que lo vamos a hacer es seguro, pero estamos discutiendo el colorido, son 6 niñas frente a tres niños, uno de ellos aún pequeño y, aunque peligroso, de movilidad reducida, de ahí la oposición al rosa fucsia propuesto por alguna (yo voto por amarillo y negro, como las avispas). Tengo que reconocer que mi hijo (con o) es uno de los que más trabajo de vigilancia y persecución requieren, pero lo compenso preparando galletas, frixuelos y palmeritas cuando vienen a casa, y de momento cuela. Y una idea para estos días, si las fiestas de los colegios respectivos no coinciden en fecha, aprovechad para ir a todas.

    • Blogdemadre

      Jajaja veo que usted tiene la mancomunidad más que interiorizada, amiga:) Voto por el naranja para los chalecos, aunque ni me va ni me viene, pero mire usted qué rápido me uno yo al lío…

      • Paz

        Apunto el color y lo presento al Consejo, ya informaré del resultado, si sobrevivo al día de hoy, que me toca niño ajeno en fiesta escolar. Yo me llevo a dos y vuelvo con dos, sean quienes sean, lo importante es que coincida sexo y talla para aprovechar la ropa.

  11. En mi casa se practica lo de la maternidad mancomunada desde que el mundo es mundo… Me pasaba los veranos en casa de mi abuela con todos los familiares, tíos, primos hermanos de mi madre, abuelos y luego, en la playa con los mismos pero de mi padre. Allí regañaba hasta el apuntador, oiga y si ya llegaban las amigas de mi madre del parchís, flipabas… Que entre comer una ficha y contar 20, te ponían las pilas sobre si había pasado el tiempo de la digestión. “Mójate la nuca! Y las rodillas!”
    Ya sabes, leyendas urbanas…
    Siempre dije que en verano tenía, por lo menos, tres madres al mes. Este año me voy a una casa rural con otras cuatro familias amigas. ¿Podré regañar modo ventilador, que me encanta? :p

    • Blogdemadre

      ¿Casa rural con otras cuatro familias? ¿Qué me dice? Eso es gloria bendita, amiga! El súmmum del regañar por regañar! Del educar a diestra y siniestra! De la reprimenda por aspersión! Una locura! Un frenesí! Lléveme con usted, por diossss!

  12. Que buena eres Madre…jajajaja Yo quiero vivir cerca de tus dominios y mancomunarme contigo! Ya nos veo: espalda contra espalda, con una visión de 360º que ni Ozil! y controlando a todos los miniseres en 50 km a la redonda….nos iba a fichar la Nacional para controlar a los radicales en las manis!! ;o)

    • Blogdemadre

      Lo nuestro tiene más mérito, rubia, me siento total y absolutamente mancomunada a ti y nos separan más de 600 kilómetros. Pa estudiarlo, vamos.

  13. Genial post, como siempre.
    Tengo una duda que me ha surgido con una de las frases que nombras y más he oído repetir a mi madre en mi infancia, y ahora a las madres en playas y piscinas. “cambíate el bañador que lo tienes mojado”. No sé si soy mala madre, o muy novata, pero ¿de verdad es necesario? Mi madre nunca se lo cambiaba, salvo cuando ya se iba, no veo al resto de madres cambiarse el bikini/bañador cada vez que salen del agua… tengo que cambiárselo a mi nene cada vez que vuelca el cubo sobre sí mismo? Sólo tiene 11 meses, y es mi primer verano con miniser relativamente autónomo para mojarse cuando él quiere. ¿Cuántos bañadores tengo que llevar en cada visita a la playa?

    • Blogdemadre

      Jajaja pues no, esto entraría dentro de esos famosos dramas de madre que tan bien cuenta La Nena. En mi caso mi madre no me ha dejado ir con el bañador mojado en la vida, siempre llevaba dos o tres de repuesto que se iban secando a medida que yo empapaba el siguiente. Y yo hago lo mismo :) así que supongo que trasladamos miedos y neurosis tooodo el rato…

      • Paz

        Mujer, con once meses (y hasta con 11 años si lo educas en la naturalidad y el despendole) le quitas el primer bañador y lo dejas culialalire, tan fresco y alegre. O le llevas unos 30 bañadores de repuesto, según el calor y lo que tarden en secar colgado de la sombrilla

  14. mmm, yo creo que voy a ser mala madre y sólo le cambiaré la camiseta cuando la tenga chorreando. Espero que no tenga consecuencias y tenga que oir a mi madre uno de sus “ya te lo decía yo” :-D

  15. dosmar

    Acabo de descubrir este blog que me parece magnífico. Lo de la “mancomunidad” tiene muchísimas ventajas, pero también es cierto que a veces te encuentras con cinco niños a comer en casa y tuyos sólo son dos.

    • Blogdemadre

      Cierto, amiga, y niños que encima te dicen, “pues mi madre me deja comer con ketchup y meterme gusanitos en la nariz” y tú con ganas de decirle, pues hale, hale… os.. os…

  16. Ay, qué risas me echo contigo… buenísimo tu retrato de la sociedad maternal piscinera. Un abrazo y felices vacaciones!!

  17. Como mi socia, pasé unos veranos “de recibir por todas partes”. La última semana de julio, durante toda mi infancia y adolescencia, estaba institucionalizado un viaje con mi familia paterna (8 adultos y 11 lindos primitos) por España y parte del extranjero. Turismo familiar mancomunado. Teniendo en cuenta que para rurales ya estábamos nosotros, y se trataba de turismo urbano, durmiendo máximo dos noches en cada ciudad, hágase idea de que hay ejércitos que funcionan con más flexibilidad de la que a nosotros nos imponían. La cosa se disolvió cuando empezaron a llegar los novietes al clan. No estaban preparados para la disciplina (una pena).

    • Blogdemadre

      Familia de campeones, leches. En mi casa ya teníamos suficiente con una mudanza al año a la sierra. Los 15 días en Cullera o en La Manga ya eran para nota. Y sin mancomunidad, mis padres solos repartiendo bufidos. Dalequedale!

  18. Que bueno!!!verdades como puños!!!no conocia erl blog, que descubrimiento! me siento identificada total, con 2 niños de 3 y 2 años lo de forrest gump que salen corriendo es tal cual!!!!!para desesperacion mia!!!!!
    genial el blog!
    Besos!http://virginia-ilustra.blogspot.com.es/
    Virginia

    • Blogdemadre

      Hola Virginia! Bienvenida al blog! Me alegro mucho de que te guste… ¿3 y 2 años? ¡Ay! Ahora toca decirte la frase esa tan manida de “pero así se te crían juntos, mujer”… claaaaro, se crían juntos, desordenan juntos, gritan juntos, malcomen juntos. Un no parar de reír en todo el día…

  19. Inma

    Genial. Tan claro como el agua y lleno de color como el arcoiris o mi propia cara en una jornada de piscina q pasa del colorao carnesi cuando mis peques gritan desde el dentro del baño al que he acudido presta en una de sus urgencias mami caca q tanto salto a lo bomba debe aflojar la flora intestinal, una de esas de mami y la pototina al abordaje , al azul -morado cuando me quedo sin aliento imitando el tiempo q llevan sin sacar la cabeza del agua jugando a ser el nautilus en plena voragine persecutoria, al anaranjado despues de que jopelas me pase el dia con las manos llenas de crema del 50 pero se me olvide darmela en la nariz , y al verde cuando la vecina de turno sienta a su lado a sus tres pochuelos con sus bañadores liberty a juego a merendar macedonia sin despeinarse y con el pamelon bien colocado mientras yo llevo toda la tarde persiguiendoles con la banana en la mano q me parezco mas a chita q a jane a estas alturas.
    Gracias por la sonrisa .

    • Blogdemadre

      jajaja gracias a ti por el medio post que te has marcado! Es genial! Por todos esos colores pasamos, toda la razón, pero olvidaste el color amarillo limón fruto de la huída de tu riego sanguíneo cuando miras UN SEGUNDO el móvil y al levantar la cabeza no ves a tus hijos por ningún sitio. Tras tres interminables minutos haciendo aspavientos y pensando ¡semanahogao! aparecen a tu lado bajo la sombrilla.
      Esto no es vida ni nada de nada.

  20. inma

    tienes razon no es vida . es otra cosa. es vida a la enesima potenccia y en pleno algoritmo con xyz. la aventura continua. no se vayan todavia que aun hay mas. animo y volveremos en los malos momentos a mirar desde la ventana q nos ofreces y asi tal vez con un po de magia y polvo de hada convirtamos la ferocidad de estos dias en la mejor aventura de nuestra vida. cono q se me quma el biCocho. desde el patata movil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>