Powered by Max Banner Ads 

Lo que vale una mujer

Abro el periódico y leo con asombro una noticia: “El hijo de Kate Middleton y el Príncipe Guillermo será tratado de Alteza Real sea niño… o niña”. Y lo de “niña” se me antoja escrito así como con pesar.

La noticia tendría sentido si dijera algo como “El hijo de Kate Middleton y el Príncipe Guillermo será tratado de Alteza Real sea niño o una rueda de tractor” Entonces sí sería sorpresivo, oye, todo un notición.

Yo propongo otro titular: “El hijo de Kate Middleton y el Príncipe Guillermo será tratado de Alteza Real si es niño y si es niña la llamarán Susanita” así todos tendremos claro que ser mujer en determinados ámbitos no te da derecho siquiera a que te llamen de forma molona.

Pero no, sigo leyendo el cuerpo de texto y tras el susto inicial me entero de que, haciendo uso de sus poderes, que para eso es reina y lleva corona, miriñaque y varita mágica, Isabel II de Inglaterra ha invalidado un decreto de 1917 del rey Jorge V para que, a partir de ahora, “todos los hijos del hijo mayor del príncipe de Gales lleven, como sus padres, el tratamiento de “Alteza Real”. Supongo que con ello la reina se acerca de puntillas y todo lo que puede a la supresión de la preeminencia del varón en el orden de sucesión a la Corona. Preeminencia, por otro lado y a todas luces estúpida, pero al menos valiente porque se deja ver por escrito. En el resto de puestos plebeyos, panaderías y empresas tecnológicas, las ruedas de tractor siguen siendo minoría y ya ni siquiera les ceden el sitio ni les dejan llevar corona.

Porque el primogénito varón hereda siempre el ducado, las cabezas de ganado y el reloj del abuelo, mientras su hermana mayor borda en la mecedora. Cuando se case podrá escribir novelas que su marido publicará con su nombre y tener más hijos primogénitos aunque nazcan en sexto lugar.

Mientras tanto una mujer podrá ser castigada en un autobús de Nueva Deli o en un bungalow de Acapulco, castigada por algo que ella misma hizo, como estudiar medicina, o para castigar al que mira amordazado. Igual sirve para purgar culpas propias que ajenas. Podrá ser ninguneada, desacreditada y hasta quemada viva, si la orden de alejamiento lo permite.

Me encantaría abrir un día el periódico y leer con asombro otra noticia, alguna sobre la aprobación de un decreto oficial que le ponga precio a nuestra cabeza. Así sabremos cuánto valemos y al menos lo podremos defender.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.6/5 (13 votes cast)
Lo que vale una mujer, 4.6 out of 5 based on 13 ratings

47 Comments

Filed under Elucubraciones

47 Responses to Lo que vale una mujer

  1. Olé Eva, estupendo post! Aunque lo haya escrito una mujer… jajajaajajjaajajaja

    • Blogdemadre

      Le deja a una un regusto amargo, mari, como de pipa en mal estado…
      En realidad soy hombre con seudónimo de mujer. Oiga usted, ¿de eso habrá?

  2. Ahí donde más duele, sí señor! o debería decir señora?

    Besos

  3. Susana

    Pozí….me has hecho recordar la película “El Dictador”, de Sacha Baron Cohen, y la frase del final…”que va a ser, un niño o un aborto?”….

    Pues eso.

  4. Que triste tener que escribir esto no….. o peor aún tener que poner precio. Pero a veces parece mentira en que siglo vivimos…

  5. Ay amiga, me tocas la fibra. Sin entrar en los grandes dramas e injusticias, entre ellos los recientes que mencionas…. la mujer tiene las de perder.
    Cada día me doy cabezazos contra la misma piedra. En lo laboral en mi caso. Porque desde que soy madre tengo claro que “hasta aqui he llegado!. El que se promociona es mi marido, porque lo vale, y porque no limita el tiempo extra, ni los viajes, ni nada de eso. Yo sí. No me vale con que mis hijos estén bien atendidos. Quiero tener tiempo para estar YO con ellos. Y eso a la empresa no le gusta, y menos ahora con la puñetera crisis. Y asi llevo 5 años casi con la sensación de que no estoy ni en misa ni repicando.
    No sé si mi comentario viene muy al caso , o he aprovechado que el Pisuerga pasa por Valladolid…Mil perdones.

    • Blogdemadre

      El Pisuerga nos viene estupendamente bien, di que sí, incluso para denunciar que siempre pringuemos las mismas, aunque no sea nuestra elección…

  6. Pues es lo que hay, y lo peor es que la mayoría de las veces somos las madres las que propiciamos estas diferencias. Me miran raro porque a mi bebe le gustaban los carritos de bebes y le compré uno, que se dedica a llenar de coches y a empujarlo a toda velocidas haciendo ruuuummmm, ruuuummmm, ¿que problema hay?.
    Hay mucha hipocresia con estas cosas guapa, y nosotras somos las primera culpables.

    • Blogdemadre

      Yo no creo que haya culpables, excepto los que espero se pudran en la cárcel. El resto sólo somos mu tontos.

    • Paz

      Ni caso, todos los niños del mundo quieren un carrito de esos. Algunas madres sin complejos se lo compramos, los demás lo roban a las niñas del parque y a mi hijo o al tuyo. Tengo una conocida súper correcta políticamente que dice que sus hijas la miran compungidas cuando ven un cartel que dice “Niños” y preguntan ¿Entonces nosotras, que somos niñas, no podemos?. Me parece una imbecilidad, y que me perdone quien se sienta aludido, preocuparse por tonterías lingüísticas (AMPA en vez de APA) o por tener un cochecito en vez de un camión. Yo nunca me sentí excluida cuando hablan de “Hombres y ciudadanos”, o Asociación de Padres, entro muy decidida taconeando y, vaya o no por mí, doy por hecho que tengo un sitio, y que me digan lo contrario si se atreven. Me parece que lo gordo, lo gordo de verdad, nadie lo aborda y nos engañan con el chocolate del loro. Eso no son más que formas y yo creo en que lo que debe cambiar es el fondo. Y la Constitución, por cierto, que Leonor es monísima y puede llegar un adefesio con pirulina que le quite el sitio por sus h…

      • Blogdemadre

        La mejor de las teorías, amiga. Que entre que vamos y venimos y nos enfadamos por la semántica, nos dan de collejas con la mano esa de matar moscas. Y luego nos sabemos nunca de dónde nos viene el golpe. Muy loco todo.

  7. Lo de Acapulco ha dolido amiga mía….bueno el resto también….al menos pusiste mecedora que como pongas “y la mujer se dedica a cultivar su blog” ya para darnos un supiritaco…

    Gran post.

    Besos de una cabeza con precio tan inalcanzable que mejor que no lo sepan

    • Blogdemadre

      Me encanta lo de supiritaco y pienso incorporarlo a mis palabros preferidos.
      Gran y valiosa cabeza la tuya, amiga, de eso no tengo ninguna duda! :)

  8. Hay cosas para las que el tiempo parece no haber pasado… lamentablemente!

  9. Yoymisminiyos

    Plas, plas, plas, muy buen post! Por desgracia creo que todavía hay mucho tarugo suelto que hasta que no lee con sus propios ojos este tipo de noticias no comprende que efectivamente una mujer vale igual que un hombre. Estoy febril así que no me hagas mucho caso, pero yo suegno con que mi hija no sufra nunca ni una discriminación ni nadie que le haga creer que vale menos que un hombre, incluido su hermano (que por cierto, es un pocholo! Jajaja, estoy muy mal!) Besos virtuales (virusFree)

  10. Suscribo…
    Tan avanzados para unas cosas y tan tontos para otras.
    El ser humano va de culo…

    Besos, Bree.

  11. Ay…es que estoy teniendo unas semanitas que me río de la igualdad y de su teoría, ay…me parece que quiero ser rueda de tractor, me lo pido.

  12. maría

    Buf, de pleno. Es triste que aun esté el mundo así. Yo tengo el pleno al quince, madre, hija del jefe y trabajo de los denominados “de hombres”. Cada día es una batalla a ganar. Es agotador, pero al menos gano. Algun día cambiará ya lo verás. Como siempre fantastica.

  13. aayysss, bonita, no te quejes, mi madre no podía ni firmar para que yo tuviera carné de identidad, tenía que ser mi padre. Ya sabes esos tiempos tan raros de cuentame

    • Blogdemadre

      A la mía su padre estuvo días sin dirigirle la palabra por ir a trabajar con pantalones. Algo mejor sí estamos, sí…

  14. Muy buen post…o niño o… rueda xD
    al contrario que esa reina, recuerdo una madre que me dijo que prefería tener un hijo a una hija, porque en el mundo sexista en el que aún vivimos el chico se haría un hombre y no le faltarían oportunidades de ganarse un buen sueldo… y así ella como madre respiraba más tranquila… porque las mujeres no tienen su futuro garantizado y si tuviera una hija sufriría por ella.. y egoistamente el chico traeríaun sueldo a casa… Me impresionó mucho esa forma de pensar.. Las mujeres valemos mucho, pero tenemos que empezar a creer más en nosotras mismas y ponernos nuestro valor…

  15. ASR

    Genial tu post, que leo a las 3 de la mañana con una niña en brazos llena de mocos mientras rezo porque no se despierte la otra porque su padre esta de viaje. Un viaje de trabajo agotador, dice, pero que de momento le está permitiendo dormir en un hotel toda la noche de un tirón, cosa que para mi más que un sueño (que no tengo) es una quimera imposible. El descansara de el trabajo agotador y del estrés que supone intentar el ascenso profesional y yo seguiré pensando porque no me negué a ir al campo este fin de semana, a una casa heladora de la que únicamente podían salir dos niñas constipadas. Total, que tu post me parece fantástico y que voy a seguir con el suero y el narinhel que es lo mío.

    • Blogdemadre

      Me alegra animarte los desvelos, amiga…el próximo día llamamos al hotel de tu marido para pillarle en plena fase REM… Oye, por echarnos unas risas…

  16. kinusa

    Como siempre has dado en el clavo, a veces das en la tecla del humor maternal y otras, como esta, en la de la indignación maternal.
    Y es que, aunque nos creamos que nos comemos el mundo, aún tenemos unos cuántos yugos que nos atan a la prehistoria.
    En fin, siempre nos quedará la esperanza de que con nuestros esfuerzos nuestras hijas se irán liberando de alguno de ellos. Y luego nuestras nietas…
    En nuestra mano está el educarles en igualdad de condiciones y enseñarles que nadie es menos por ser de otro sexo, color, religión o cultura.
    Muchos besos!

  17. susana

    totalmente de acuerdo en todo, excepto en que Susanita si es una forma molona de llamarse…

    • Blogdemadre

      jajajaja ok, lo siento, admito mi error y pido perdón a todas las Susanitas del mundo :) Quizá en vez de “forma molona” debería haber puesto algo más rimbombante y engolado.
      Susanita también mola.
      He dicho.

  18. Ay maja, qué risas con lo de la rueda de tractor XDD y a la vez que amargor tan chungueras reconocer esa triste realidad de violencia de género…
    Aunque efectivamente hemos mejorado con respecto a la generación de nuestras madres, no podemos cantar victoria…
    Pero.. Dominaremos el mundo, muaahahahaha (risa maligna) ^.^
    Un besote enorme!!

  19. Anaescrivaestruch

    Mira, siempre defenderé a la mujer pues estoy en el saco, pero creo que seria bueno decir que GENTE SIN MIRAMIENTOS hay tanto en los hombres como en las mujeres, porque anda, que si te has quedado en casa para poder educar a tus hijas (con todo lo que renuncias a cambio)Jamás de los jamases una mujer te mirara como igual las únicas que te dirán adelante van a ser tus hijas por ayudarles a ver la falsedad de esta historia.

  20. Te he dejado una cosita en mi blog, para que la recojas cuando quieras :)

  21. Me gusta mucho tu blog, hace poco que lo descubrí pero me has ganado por completo y ya tienes una lectora asidua más.

    Me encanta el estilo que tienes escribiendo.

    Un saludo!!

  22. David

    A ver, menos lobos, que no estamos en la India ni en Afganistán. Y aquí, el 90% de las veces, las mujeres juegan o bien en igualdad de condiciones, o bien con ventaja.

    Queda un 10% en que salen perdiendo, sí. Pero si se habla sólo de ese 10%, tanto victimismo a lo Artur Mas, ya cansa.

    Me encantaría que ese canto a la igualdad se diera también cuando una mujer maltrata a un hombre, y se va de rositas sólo porque por ser mujer, tiene patente de corso. Que aquí parece que la igualdad es sólo para lo que nos conviene.

    • Blogdemadre

      Lamentablemente amigo, temo que no tienes ni idea de lo que dices. No estamos en La India ni en Afganistán, es cierto, pero lo de la igualdad de condiciones no te lo crees tú ni borracho. Como te llamas David y no Maripili seguramente no has tenido que ver cómo tu compañero de despacho cobra más que tú simplemente por ser hombre, o cómo asciende antes que tú porque vive su “paternidad” de forma diferente, ya no hablemos de comentarios sexistas en reuniones y demás absurdeces que le dan a esto de ser mujer en el mundo empresarial su dosis de chispa diaria. No es ser victimista, es que una ya se cansa de ver que la víctima siempre es la misma. Pero si no lo quieres ver…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>