Powered by Max Banner Ads 

La bruja del cuento

Siempre me he considerado una persona jocosa, la verdad, de risa fácil, chisposita, muy dada a la algarabía y al “saca un par de cañas que lo mejor está por llegar…” De pequeña mi madre me presentaba a las visitas retirándome el pelo de la cara y admirándose de lo bien que imitaba a Lina Morga. Si tras la actuación alguna generosa me daba dinero, yo corría a comprarme carmín.

Era ciertamente muy mía, impetuosa y un tanto disparatada. Nunca rocé la despreocupación absoluta, quizá más de diez años en un colegio de monjas me hicieran temer que el apocalipsis llegara en algún momento y a mí me pillara bañándome desnuda en el mar. Y aún así lo hacía. Qué coño.

Desconozco si el ir cumpliendo años o el ir pariendo hijas me ha hecho convertirme en un calefactor tipo seta, algo estático, recto, guardián del calor ajeno, de la virtud y de la buena educación. A excepción de la piel todo en mí se estira, se vuelve tirante, de una sobriedad casi rayana en el luto. Que soy un tostón, vamos, que Bernarda Alba a mi lado es un saco de la risa.

“Mamita” by Lapequeña

Si entro en una habitación aleonada, con disfraces chorreando por las camas, música alta y algún goterón de tinta rosa jugueteando con los cojines, instantáneamente se hace el silencio. Como cuando aquel sargento fibroso y pelón entraba por sorpresa en el barracón de los reclutas. Entonces me doy cuenta de cómo he cambiado, de cómo me he metido de lleno en mi nuevo papel de cortarrollos, Lamala, la bruja del cuento, la que siempre dice que no.

Quizá el hecho de regañar con frecuencia a gente más bajita que yo, que me mira desde abajo con cara de admiración y respeto, me ha hecho ir creciéndome en el papel. Supongo que el saberme necesaria, observada e imitada, me ha dado un poder del que antes carecía y desde que lo sé, aprovecho cualquier ocasión para demostrar que la que manda soy yo.

Pero el sábado pasado me lié la manta a la cabeza, dejé de leer prospectos e hice algo alocado. Durante una comida en su restaurante favorito, entre fritos incatalogables y otros fritos tipo pollo, me coloqué la capucha del abrigo sobre la cabeza y un par de patatas a modo de colmillos. Cerré mi actuación con un solo de garganta y otros ronquidos del todo inapropiados para alguien de mi edad, a medio camino entre una morsa y un zombie herido en el lomo. Al centrar de nuevo mis ojos bizcos y enfocar nuestra mesa, vi el terror más absoluto reflejado en sus caras. Lapequeña no sabía si reír o llorar, pensando que su madre estaba empezando a darse la vuelta, como los jerséis. Lamayor escondió la cara bajo los brazos y me susurró un piadoso… mamaaa que te ven…. Marido me quitó con amor la capucha y acarició mi cabeza como quien apacigua a una loca después de su tempestad.

Ok – dije resignada y hacia adentro – me ha quedado claro que mezclar autoridad y ridículo es como aquello del culo y las témporas.

A los pocos minutos se acercó el camarero con la carta de postres y con su llegada recuperé mi poderío ¿Podeemos? – dijo Lamayor… ¿Podeeemos? – dijo Lapequeña… ¿Podeeeemos? – dijo Marido….

Podéis – dije magnánima, mirándome el anillo, con el mentón apuntando al infinito y un considerable dolor cervical fruto de la pose.

Después, con todos absortos en sus respectivos postres, embadurnados de helado hasta las pestañas, giré armoniosa la cintura para que nadie me viera y me metí una patata en la nariz. Ay, ya saben ustedes cuán dura es la soledad de quien debe dar ejemplo…

.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.6/5 (13 votes cast)
La bruja del cuento, 4.6 out of 5 based on 13 ratings

52 Comments

Filed under Humor, Mujer, Ser madre

52 Responses to La bruja del cuento

  1. Ay nena que acabo de leer ahora a otra bloguera que habla tb de todas esas cosas que dejas de hacer cuando eres madre, más lo tuyo del humor y no sé si cortarme las venas o dejármelas largas…

    Te diré que no has perdido el humor pero que ya solo lo utilizamos con gente de nuestra misma estatura y que esos locos bajitos por alguna razón que desconozco nos ven rídiculos en la versión divertida. Monillo me ha seguido alguna vez el rollo, pero la ultima vez q organicé la fiesta de la guarde y me puse como loca con la pistola de agua, estuvo un rato corriendo detás mio con cara de pocos amigos al grito de :”NOooooo ama tu nooooooooooo”

    • Blogdemadre

      Será que nuestro futuro es montar akelarres para expresarnos con libertad….quién sabe…yo voy probando, por si acaso… :)

  2. jejejeje, querida mari, esto se llama hacer el payaso, y a mucha honra, y tus hijas y el mundo te lo agradecemos infinito… Eso sí, yo quiero ver esa versión de morsa con patatas, plis plis plis!! Un besazo amiga!

  3. Maite

    Un poco bruja sí que eres, cómo es que publicas a las 10.45 y yo ya te he leído, si ni siquiera vivo en Canarias. Ah! los camareros, esos entrañables seres, cuánto mundo han visto, y los de restaurantes de pollos, un planeta en cada familia.
    Ante la mía mayor guardo las formas como si en Buckingham Palace. La pequeña me lleva al cuenta cuentos y si levanto la mano para salir voluntaria se lapa a la madre del otro lado,ipso facto.¿de dónde han salido? y aún más ¿ qué nos queda por sufrir? vivo en un Ay!

    • Blogdemadre

      Es mi reloj interno que anda como una patata, y el externo también, el del blog ya ni te cuento…
      Mira que salir voluntaria en un cuentacuentos…es que tú también…

  4. paty

    Qué bueno!!!
    Si es que tenemos a los niños tan acostumbrados a vernos de sargentos, que cuando una se lía la manta a la cabeza y se pone hacer payasadas, … pues claro, descolocamos a la familia, jejejeje.

    • Blogdemadre

      Descolocados y avergonzados, amiga, no dan crédito los pobres, como si con la bata y los rulos no pudieran convivir unos buenos zapatones y una flor con chorro de agua…

  5. Espero que haya un momento para cada cosa, porque no me veo renunciando a mi “payasez” por la maternidad…

  6. Yolandica

    Jajaja….llorando de la risa me tienes…y estoy desayunando sola en una cafetería.
    Grande, muy grande!!!!!
    Por cierto, megafan de Lapequeña…qué trazos!!!

    • Blogdemadre

      …qué uso del color…qué expresión emocional…qué cara la de lamadre cuando se vio retratadaaaa!!!
      Disfruta del desayuno, amiga!

  7. jajajajajaja jjajajjjajajaja jajjajaajja

    No puedo madre, te visualizo totalmente… Entre esto, que lo he leído hoy (porque no me llegan las pu*** actualizaciones) y los iiiiiii iiiiiii iiiiii de ayer, se me va a quemar la comida fijo…

  8. jejeje, por eso tienes un blog tan jocoso donde puedes dar rienda suelta a tu verdadero ser!!! ;-) La verdad es que me identifico bastante, siempre me consideré como una persona festiva y divertida, y creo que ahora soy como poco un mormo… en fin, esperaremos a la siguiente etapa, lo mismo en la vejez volvemos a nuestros origenes y seremos el alma de la residencia!! jajaja!!

  9. Y lo peor de ir convirtiéndote en bruja, es que es tan paulatino el cambio, que lo descubres de un momento a otro, cualquier día, y no te reconoces… Ay!

  10. Mo

    Jajajajajaja!
    Aix, cojo aire…Sigo…
    Jajajajajajajaja!
    El dibujo fue pre o post actuación???
    Jajajajajaja…Me has alegrado la mañana ;)
    Muas!

  11. Genial recordar lo que soliamos hacer, los años nos retiran de la circulacion, nos vemos ridiculas haciendo segun que cosas. No me ha hecho falta una foto, te visualizo perfectamente. Alguna tonteria me atrevia con mis nietos pequeños, pero ya crecieron y nadie rie mis ganas de bromas. Solia hacerlas y gordas, recordarlas me saca una sonrisa- Gracias

  12. Blogdemadre

    Reírse de una misma también es saludable, no? quizá hacer payasadas para una misma también sea buena terapia… ¡Gracias a ti!

  13. Me ha encantado esto que dices “Quizá el hecho de regañar con frecuencia a gente más bajita que yo, que me mira desde abajo con cara de admiración y respeto”.

    Amiga mía, a mí ya me queda poco para que mi NiñoNinja esté casi a la altura de mis ojos (7 años recién cumplidos de 1,34cm), admiración???? quizás… pero respeto…. Déjame que me ría …. a mí me tiene las vueltas cogidas, y no me respeta en casa ni el portero de la finca (de tenerlo).

    Un besazo,

  14. Amiga me has hecho pensar que tengo suerte de tener una Critter desmadrosa por ahora me permite gritar, hacer cosquillas, brincar, hacer el tonto y SE RÍE COMO LOCA….otra historia será en un par de años, un par de niños extras y a ver si me desmadre dura…

    Un besote desmadroso

  15. Pues a los papás parece que se nos da un poco más de manga ancha con estas cosas, porque yo sigo haciendo el payaso. Aunque es verdad que la del carácter es Lamamá, yo soy más blandito, de siempre…

    • Blogdemadre

      El padre puede tirarse al suelo y hacer el oso sin que nadie se lo reproche, es cierto…y hasta en lugares públicos…oh, oh, espera, en lugares públicos no lo hacen, no? :)
      Bienvenido al blog, papá de Joan Petit!

  16. Es como cuando te dicen que tu madre era la leche, que te partias con ella. Y tu empiezas a pensar que la culpa es tuya, que le has quitado la ilusión de vivir puesto que no reconoces a tu progenitora en aquellas palabras.
    Ains que ganas tengo de hacer el ridiculo cońe.

  17. noe

    jjajjajajajajajjaj es verdad a mi la maternidad tambien me hizo perder la poca verguenza que tenia :D . me ha encantado!!!!

  18. Buenas noches! Desde que descubrí tu libro, así, sin querer un día y me reía con él a carcajadas en el vagón de metro,en el Rodilla, en la consulta del pediatra,etc…no he vuelto a ser la misma…la misma mamá preocupada por temas de los que ahora me rio…fuiste un bálsamo para mi moral cansada y cansina (lalbóndiga tiene 17 meses y sigue sin dormir una noche del tirón la muy…)
    En fín,despues de este prólogo decirte que, aunque les de verguenza ajena, en el fondo de sus corazoncitos están orgullosas de la vena cómica de mami…estoy segura de que, en secreto, en su habitación, se han echado una capucha por encima y han imitado a la morsa-zombie, uno de sus personajes favoritos a partir de ahora…
    Mil besos.

    • Blogdemadre

      Me encanta, Rackel! Mil gracias por tu comentario! Es precioso! Y Lalbóndiga seguro que también lo es :) Me parto…
      Bienvenida!
      Besos!

  19. jajajajaja tú lo que necesitas son más cañas en buena compañía ;p
    Yo soy un crack en eso de hacer el ridículo, tengo el don de lanzarme cuesta abajo y sin frenos en el momento menos oportuno o cuando menos me apetece al mico y éste acaba llorando y suplicándole clemencia al padre, enfins…

  20. yo les digo a mis hijos… y si lo hace la madre de tu amigo te ries??
    Si, mamá, pero tu no lo hagas que lo tuyo no tiene remedio ya.
    Es nuestro sino, guapa, y cuando son más altos que tu, la cosa se vuelve peor, no sólo te miran, te obligan a comportarte con una patada en la espinilla si hace falta.
    Mil besos y un kilo de paciencia, princesa

  21. Cuánta razón tienes!! A veces nos dejamos llevar tanto por el papel de Santa Madre Superiora que se nos olvida la juerguista que llevamos dentro…¡fuera la Rottenmeyer! ¡Arriba Mary Poppins!
    Y si te apetece pasarte por mi blog de maternidad más bien desastrosa,
    http://mamicool19.blogspot.com.es/
    ;)

  22. Jolín pues yo creo que soy demasiado setoncia, el padre la baña y el baño se convierte en los grandes lagos, juega con ella y la deja subirse a la cama con zapatos puesstos, que abra los cajones y lo saque todo… y yo soy la de “¡¡te voy a comeeeeeeeeeeer!! ¡¡esto noooooooooo se haaaceeeeee!!”… y mi madre, con quien la niña pasa mucho tiempo tres cuartos de lo mismo y la factura que me ha pasado ha sido en la vacuna de los 15 meses. Dos enfermeras y yo sujetándola mientras chilla, cuando acaban, la cojo en brazos con todo mi amor y la niña “aba, aba” (abuela, abuela) que casi se me cae por tirarse a los brazos de su abuela…. NUNCA MAIS, “asín” te lo digo, que le den a los cajones desordenados y los churretes por las paredes y suelos…

  23. Jajaja, me he reído mucho con todo este post. Gracias!

  24. lamigadehermanamayor

    Pues como les cuente yo a sus hijas lo que usted hacia con su edad le pierden el respeto “vitanaturaldurante”!!

  25. Buenísimo!!!!
    Todavía me estoy riendo y mi mario me mira: “ya está, se le ha ido la pinza…se veía venir!”
    Hace 4 meses que he inaugurado la categoría mamá y vivo ese momento día de la marmota entre mi piojillo y yo.Te seguiré de cerca.:-)

  26. isa

    Que risas acabo de pegarme leyendo tu post. Ay!!! que graciosa eres!!!
    Espero que llegues muy lejos como escritora porque transmites genial.
    Gracias por este ratito tan bueno!!!
    Isa- 34 años- mamá

  27. UnaMiniMamiMás

    Pues si tú tienes miedo de que se vayan con otra más graciosa… ¿¿¡¡qué va a ser de mí!!??

    Siempre he sido un poco sosilla, lo reconozco, pero a Micanija le doy más caña a cosquillas y juegos que papi… Si se da un coscorrón estando conmigo, quiere a papi… y si se lo da estando con él ¡¡también!! Ayer le puse unas gotitas para la conjuntivitis y no quería saber nada de mí. El día anterior se las puso él, protestó un poco y ¡fin del drama!

    ¡voy mal, muy mal!

    • Blogdemadre

      Si es que no se puede ser perfecta, amiga, buena madre, encantadora, educadora y humorista es demasiado para un solo cuerpo…Relajemonos, nos quieren aunque seamos unas siesas :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>