Powered by Max Banner Ads 

Dramones

Dramones

Capítulo 3:

Desoyendo mi voz interna de madre abnegada, entregada y agotada, hace un par de semanas no llegué a casa a tiempo para acostar a Lasniñas, leerles el cuento y dejar sobre su frente un sonoro beso en metralleta, más ese baile absurdo que hago antes de apagar la luz. Tres días consecutivos. Coincidió un día de trabajo que se alargó más de lo normal, un día en que mis amigas y yo decidimos exaltar la amistad que nos une frente a un barril de Mahou y un tercer día que no recuerdo bien, normal si tenemos en cuenta el barril de Mahou del día anterior.

Al cuarto día me vi obligada a enfrentarme a una niñas despechadas que hicieron todo lo posible por devolverme la jugada. Tú no, quiero que me acueste papá, tú no, quiero que me vista Rita, tú no, quiero que me arrope Urdangarín.  En resumen, prefiero cien veces que me acaricie el pelo cualquier reponedora rubia del Mercadona antes de que lo hagas tú.

Dudé entre liarme a gorrazos y reclamar altiva mi papel o tirarme al suelo a llorar. Escogí esta segunda opción, escenificada de forma menos honrosa, si cabe. Al tercer o cuatro desprecio abandoné despacio la habitación pero me quedé agazapada en el pasillo esperando un grito tipo “Mamaaaa, no, no te vayas” Seguido de una disculpa verdadera tipo “Nos hemos comportado como unas desgraciadas pero nuestro amor hacia ti es infinito”. Pero eso nunca llegó. Es más, escondida tras la cortina alcancé a oír las tremendas risas que se echaban con quien me sustituía. Y no saben ustedes qué dolor. Continué esperando y esperando y de tanto esperar ellas se quedaron dormidas. Entonces me di cuenta de que ser madre es como caminar en la cuerda floja. Si lo haces bien, la vida sigue su curso, te desvías del camino un centímetro…

Y ¡zas!

Dramón.

 

Capítulo 2:

Una mañana de verano, cuando Lamayor tenía apenas dos años, veíamos juntas la tele cuando de repente apareció Mónica Belucci. Miniña, que siempre ha tenido muy buen gusto pero aún era joven para ver bien de lejos, exclamó ¡Es Mamá! Huy, qué calambrillo de felicidad me recorrió del menisco al codo, amigos. Ay, qué chispa tuve ya para pasar tol día.

Desde entonces, y hasta que tuvo edad para cuestionarse cuentos, cada vez que salía un pibón en la tele yo señalaba y decía, ¡Mira cariño, mamá en la tele!. Lo mismo me daba la Zeta Jones que Jennifer López que las trillizas de Julio Iglesias… Era ver una nalga prieta y adueñarme del personaje como una auténtica sinvergüenza.

Esto da muchas risas hasta que un día vas a recogerla al colegio y le oyes decir: “Mi mamá es aquella señora mayor del moño”. Caracoles. Qué bajón.

Entonces te das cuenta de que tus hijos son los únicos que te pegan los pies al suelo, que ya no tienes edad para que te guste Mario Casas y que por el devenir natural de los tiempos ya va siendo hora de que estrenes las enaguas.

Y ¡zas!

Dramón.

 

Capítulo 1:

Llegan Losabuelos de visita a casa. Todo es alegría y felicidad hasta que veo a Labuela portando una bolsa oculta tras la espalda. Lasniñas la miran, me miran, sé que la han visto, ellas saben que yo sé que la han visto…y se tiran en plancha a por ella. Al abrirla compruebo con estupor que hay dos libros de pegatinas diferentes y dos peonzas de diferente color…

El aire del salón se vuelve puré de patatas, el tiempo se detiene por un instante y nos pega un zapato al suelo, el otro gravita a media altura en un intento vano por echar a correr. Siento que algo me oprime el pecho y no me deja respirar, hasta que una de ellas extiende su mano y elige.

Y ¡zas!

Dramón.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.7/5 (12 votes cast)
Dramones, 4.7 out of 5 based on 12 ratings

26 Comments

Filed under Elucubraciones, Humor

26 Responses to Dramones

  1. Lo de desviarte del camino, se de lo que hablas… llevo un mes desviada y no se cuando me va a dejar volver por su peaje el ingrato de mi hijo, voy como una plañidera esperando su gritito de amor….

    Del segundo dramon no digo nada ya sabes, los niños y los borrachos no mienten…

    Y del tercero… pues eso todavía es hijo único y me libro de algunos dramones.

    Besos hermosa

  2. Buenísimo como siempre… Me siento identificada con todos los dramones… pero es que en mi casa, el segundo tiene tintes universales y constantes. Y yo, intento, de veras que lo intento, ser ecuánime, y tener de todo DOS IGUALES. Pero a veces, es imposible… La última pataleta de mi hijo: que le compráramos ante un sorpresivo frío primaveral una chaqueta roja y azul marino, en lugar de la chaqueta rosa de topitos lilas y celestes con la que obsequiamos a su hermana. Se desencadenó la tragedia… y zas! Dramón.

    • Blogdemadre

      Ay, amiga, sí, topitos rosas y lilas para todos ¿Qué remedio? El único problema es que sus compañeros del equipo de fútbol no la acepten y se quede medio mueta en el armario…

  3. Mo

    Jajajaja, menudos dramones…(especialmente el último, qué quieres que te diga, traer peonzas de diferente color…¡alma de cántaro!).
    Muas!

  4. Dramón 3 también lo he vivido parecido. No me han desterrado tras varios días de ausencia, noooo, me autodestierro ¡¡¡Anda majo, hoy te toca a ti acostar a NiñoNinja!!! Lo hace gustoso y cuando escucho desde fuera las risas y la juerga que precede al sueño, me da mucha “envidieja”

    Dramon 2 eso no sé lo que es, pero si en algún momento mi hijo me confunde con Mónica Bellucci, no me bajan de la nube de empavonamiento en años.

    Dramon 3 no puedo añadir nada, por el momento todas las pegatinas y peonzas son para el mismo.

    Un besazo

    • Blogdemadre

      Tu dramón #4 de autoaislamiento también lo conozco. “Irsen que no me dejáis viviiiiir” y cuando sobreviven si ti, se te queda cara de pollo O_o
      Qué injusto todo…

  5. Me tildarás de lo que quieras, pero me veo en la obligación de advertirte que esto a medida que crecen se va poniendo más y más difícil. Un buen día descubres que además de darles la vida, es quien se las está “arruinando”. Ay!
    Sigamos sufriendo juntas, que duele menos.
    Besote!

    • Blogdemadre

      Ay, amiga, esa frase tuya sí que es un dramón!
      De aquí, nos sale un novelón televisivo, con ranchos, cabezas de ganado y mujeres de uñas kilométricas. Verás…

  6. los tres capítulos son buenísimos. El dramón de dejar de ser Mónica Belucci no lo he vivido, pero los otros dos sí. Tal cual. Y son un dramón de pelots.
    Besos

    • Blogdemadre

      Ay, amiga, pues ser Monica Belucci por unos nanosegundos y de repente darte cuenta de que no, que ni por el forro, es muy fatal. Te agarras con uñas y dientes al personaje, pero nada, oye, que no hay manera…

  7. Buenísimo! Cómo te entiendo!!!

  8. yoymisminiyos

    jajaja!! tia, ME PARTO!! Yo tengo una “suerte” inmensa! Es volver de viaje y todo son mami, mami, mami!! Mi pobre germano se merece una medalla, porque le abandonan nada mas asomar yo mi melena por la puerta, jajaja!!! Eso si, a la media hora ya les estoy diciendo: “hale, con papa que os ha cuidado muy bien y se merece unos cariñitos!” A mi tambien me echan muchos piropos… y me dicen muchas verdades… me recuerda a Gila con lo de que de novios “ay que lunar tan bonito” y de casados “quita esa verruga pa’hi!” Y en lo ultimo yo lo tengo muy facil: todo doble, uno en rosa y otro en azul y listo! Besotes artista!

  9. Paz

    Dramón 3: no sabe, no contesta. Es fiel a mamá y tiene claro que papá es un trámite, un limpia paladares en espera de la vuelta de la única protagonista de su vida: YO. Tiene su lado bueno y su lado malo, como podéis imaginar. Dramón 2: Es la ventaja de niño frente a niña, soy el epítome de la excelencia (frase oida en el canal Divinity, y varias veces. Si no la uso aquí no podré hacerlo nunca y me moría de ganas). Ir con él a comprarme ropa era un infierno cuando era más pequeño y ahora es maravilloso, porque con todo me dice lo guapa que estoy y me ayuda a elegir (6 años, la edad ideal).
    Dramón 1: parece mentira que, no siendo novatos ni recién llegados, Losabuelos cometan tamaña torpeza. Si siguen así perderán todos los puntos de su carnet y tendrán que hacer más prácticas para recuperarlos

  10. Qué bueno! Y cuándo te dicen que si están esperando otro bebé? En fin. La foto es muy chula

  11. No me canso de leerte, cada día me sorprenden más tus post… Ohhh no comento mucho, pero sí que te leo!!

    Entrada buenísima! he despertado a chatungo e Inquilina de la risa… ahora me toca dormirlos a los dos… jejejjej, pero que me quiten lo bailao (o reío)

    besos

    http://www.mamitadelsur.com

  12. En proceso de búsqueda de inspiración para mi blog me hallo y de repente encuentro esto ¡Me parto! Por fin encuentro otra madre bloguera a la que le mola Ben Affleck, Mario Casas y probablemente Tatum Channing y Gerard Butler. ¡Y sales con tus amigas! ¡Y bebes cervezas! Ostias, otra humana. Esperanzador…Felicidades miles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>