Dejémoslo en Casiperfecto ★★★★☆

Todos lo hemos hecho alguna vez, reconozcámoslo; respiras hondo, sacas pecho, miras al infinito, sonríes bobaliconamente y, mientras notas el hilillo de baba en cascada barbilla abajo, piensas: Miniño es superdotado.  

Lo sé, soy Sumadre ¿Cómo no iba yo a notarlo?… Pero no, no pienso someterle a esa batería de pruebas especiales porque seguro que le torturan entre partituras de Haendel, construcciones tridimensionales y logaritmos neperianos, estimulando sus pobres hemisferios cerebrales hasta el paroxismo, antes de encerrarle en una jaulita y darle de comer zanahorias. Lo hago por su bien, mejor que pase inadvertido entre la informe masa monocromo que conformamos el común de los mortales…

Y como no te puedes ver callada, seguirás….

A veces me planteo que las cosas que hace no son normales para su edad. Os diré que hace puzzles sin ayuda desde los dos años, cierto que los puzzles que hay en casa tienen sólo tres piezas pero son muy conceptuales – presumirás ufana ante Losamigos. Y no es que yo lo diga – continuarás enfangándote – que es algo real, que Elniño canta canciones con letra desde los dos años y se sabe enterito el único cd de los Cantajuegos que oye veinte horas al día, taladrándose a sí mismo el cerebelo con las canciones, como si fuese un agente de la CIA obligado luego a quemar el papel.

Harta de toda la incomprensión y aislamiento que da ser la responsable de algo tan especial, buscarás como las locas bibliografía a golpe de clic; algo que te deje tranquila y dé sustento a tu teoría. Entonces encontrarás un enlace a un artículo del Dr. Emmett Longbottom, de la Universidad de Milwaukee, que clarifica en algo el tema a través de siete ítems a valorar seriamente si se quiere desenmascarar al cerebro privilegiado.

¿Dijo tu hijo su primera frase antes de los doce meses? – pregunta él. Si la frase es “Amá ggggg tiquitiqui” no cuenta – te digo yo. Debe ser algo con sentido, tipo “La esperanza es el peor de los males pues prolonga el tormento del hombre”. Entonces sí, qué susto, házselo mirar.

¿En el colegio tu hijo es algo retraído y juega solo en el recreo? Prueba a quitarle esos calcetines calados, las merceditas de terciopelo y a enseñarle a que se suene solo los mocos y ya verás cómo los demás niños querrán jugar con él un rato.

¿Mantiene una conversación entre los 18 y 24 meses con vocabulario impropio para su edad? Si te dice “Un poquito de por favor” o “No me vas a grabar más” no es que sea un genio, simplemente está viendo mucha televisión. Bájale más a la calle, mujer.

¿Tu hijo duerme poco?  No me jodas, Emmett, ésta no vale, no seas cruel, que Lasmadres tenemos más actividad nocturna que Pocholo.  

¿Tu hijo es enérgico y confiado en sus posibilidades? Que no, que no, que se trata de otra cosa, eso que estás pensando sólo indica que es terco y cabezón como su padre.

¿Se aburre en clase porque sus capacidades superan los programas de estudio convencionales? Ja! Esa frase la inventé yo de niña y en mi casa nunca coló, espero que contigo haya más suerte.

¿Tu hijo tiene gran iniciativa e imaginación para juegos nuevos? Si juega contigo a El Kiosco, te vende cosas imaginarias y luego te las cobra, tu hijo no es superdotado, ni siquiera emprendedor, es un agarrao. 

Pero vamos, da igual el test o el ranking del que hablemos, si tú estás decidida a pensar que tu hijo es especial, nada ni nadie podrá impedírtelo. Y yo sé porqué, que me lo ha contado Emmett. Resulta que las partes del cerebro que habitualmente funcionan para emitir juicios negativos y críticos sobre otros, el córtex anterior cingulado por ejemplo, se desconectan cuando uno mira a la persona amada. Y juro que no es coña, que medocumentao…

Y es que algo misterioso nos pasa cuando queremos a alguien que tendemos a exagerar en demasía sus puntos positivos y a esconder como pelusas bajo la alfombra los negativos, excepto en el caso de las panaderas y las porteras de edificios, que sean o no madres, siempre te dirán aquello de qué mala carita traes hoy, hija, independientemente de la confianza que les des y de las capas de maquillaje con que te hayas barnizado ese día.

Así que si esto es así incluso cuando comentas a voz en grito las bondades de Tumarido/a, obviando ronquidos, bruxismos, desplantes y otros penares…cuánto no se te cegará el frontispicio al hablar de tus retoños, esos cuerpitos que tú misma fabricaste con tus manitas y tus abalorios hasta convertirlos en los maravillosos seres que son hoy.

Como consecuencia de ésta mi investigación, he decidido desenchufarme el córtex anterior cingulado ése cada mañana cuando me mire al espejo y salir a la calle sintiéndome la reina de los mares y queriéndome una jartá, que últimamente tengo tanta gente a la que querer que a veces me olvido de saltarme la cola Because I’m worth it, hombre ya…

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
Dejémoslo en Casiperfecto ★★★★☆, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

21 Comments

Filed under Familia, Humor, Mujer, Ser madre

21 Responses to Dejémoslo en Casiperfecto ★★★★☆

  1. Marina

    Que bueno es plantearse estos temas a estas horas de la mañana. Muy bueno de verdad. Buenísimo y de obligada lectura para muchas mamis y papis. Bss

  2. monica

    No me puede gustar masssssssssssssss!!!!

  3. Mami

    Cuando tienes un hijo superdotado te surgen mil dudas sobre como educarlo, el miedo al rechazo, a las zancadillas que le van a poner en la vida, a los prejuicios… y deseas que no sea así, por lo que lo mas fácil es creer que no lo es, actuar como si no lo fuera y con el tiempo consigues que tu hijo se sienta como un bicho raro , no que esté integrado y feliz.
    Por eso ante la verdadera sospecha de que lo es, es facil y gratuito hacer una consulta telefonica a gente especializada que te ayudan a ver las cosas como son y no como quieres que sean, y a enfocarlo de un modo adecuado.

    • Gracias por la info y la aclaración….la verdad es que el post iba un poco más encaminado a sacar una sonrisa a Lospadres que magnifican la inteligencia de los hijos por el amor que se les tiene. Poco más. No es la intención de este blog ahondar en cuestiones más serias, ni dar consejos sobre nada… sólo pasar un buen rato. Gracias otra vez por tu comentario!

  4. Uma dos melhores textos sobre este assunto, obrigado por compartilhar.

  5. Jajajaja me he sentido bastante identificada… nuestros hijo/as se parecen muchisimo…

  6. jajajaja el córtex anterior cingulado, que todo lo ciega 😉

  7. JCB

    Oh, Eva (no será tampoco casual ese nombre de mujer primigenia), dicho y hecho, no hay un minuto que perder, he leído al menos cuatro de tus post sin poderlo evitar de lo amenísimo y peculiar que me ha parecido.
    Me encanta cuando juntas las palabras de esa manera tan original, como “lamayor” etc… resultas graciosa y relajante.
    En suagili (el lenguaje propio de los gilis) te digo que a tu blog “mapunto”, que ya sabes, tan leída tú, que quiere decir “sí”.
    Qué placer conocerte a tí y a tumarido (tanto monta…)

  8. Un verdadero descubrimiento, don http://www.juancarlosbarona.blogspot.com, Pater para los amigos recientes que planean ameno bodorrión. Sus reflexiones de andar por casa, y por la calle son geniales para quien quiera pensar un poco. No pare usted de reflexionar, hágame el favor…y no perdamos el contacto, mopongo!
    Le mando beso y abrazo apretao.

  9. Me ha encantado!!! Mi hija es superdotada y sé de lo que me hablo, le he dicho que me dé un beso antes de ir a la cama y ha contestado “¿Papá qué hace, está loco, mama?”

    • Esa niña es un lince. En menos de dos años ya te ha calao… Tú abusa del BabyEinstein, comprale un ábaco y en un par de años verás como te hace una sonata, un teorema o algo así de chulo…

  10. Hola Eva,
    Te felicito por el nuevo diseño de la página- tu blog se lo merecía.
    Y a tus numerosos seguidores les animo a que te comenten en la página web y no en el facebook. En Facebook los comentarios se van perdiendo con el paso del tiempo y en el blog se quedan grabados per secula seculorum. ¡Y te da mejor posicionamiento en Google! Animo, Inma

  11. Yo te comento aquí para que te posiciones mejor 🙂 jamía, aquí me tienes enganchada a tu blog a las 2,30 de la mañana de un sábado. Y lo mejor (¿Peor?) es que esto es más divertido que irnos de marcha. Sí, lo sé, me lo tengo que hacer mirar.

    Tienes tooooooooooooda la razón del mundo. Si es que somos unos ‘sageraos. Yo con la que me partía era con mi abuela porque ella sí que exageraba un puñado. Y mi hija mayor (a la peque no la conoció) es lista (como su madre), pero Einstein va a ser que no es. O lo mismo me sorprendo y resulta que mi abuela, de la que tanto me reí por eso, tenía razón. Hablando de abuela… como la echo de menos.

    • Yo te agradezco en el alma la lectura a esas horas, pero salir de marchuqui tampoco está mal, criatura. Además, leer los post con dos o tres vinos, quizá le dé un puntito extra 😉

  12. Tienes muchísima razón. A mí, se me desconectó el córtex anterior cingulado con Elpadre, y me quedé viendo un chispero. Y con mi chiqui, no solo se me ha desconectado el tal córtex, sino el cerebro completo. Nada más verla y quedo con una cara de bobalicona, que ni te imaginas. Claro que, a mi chiqui también se le desconectará, y entonces, ahí nos tienes, babeando a la una por la otra (o eso espero!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *