And the pisapapeles goes to…

Cada vez que le pregunto a mi madre ¿Mami, dónde están todos esos regalitos que yo te hice durante años por el Día de la madre?, inmediatamente ella pone cara de haber sufrido un esguince cervical, acelera el paso y finge que hay fuego en el descansillo. Quizá los profanos puedan interpretar que mi madre es una bandida y que no apreciaba en nada la pretecnología de su hija, pero conociendo los antecedentes, es decir, tres hijas educadas en colegio de monjas siendo ésta que suscribe la última de ellas, comprenderán que el espacio en los cajones de casa era prieto más que reducido.

En mis años mozos y de loca escolarización recuerdo haber hecho pajareras con palillos mondadientes, cuadros tipo collage con macarrones y otros carbohibratos, “tú-y-yos” en tela panamá con casitas bordadas, “tú-y-yos” en tela panamá con flores bordadas, “tú-y-yos” en tela panamá con aberronchos bordados, piedras decoradas con témperas, cajas de galletas forradas de fieltro e incrustaciones de coloridas pelotillas, pisapapeles de arcilla con la forma de mi mano, huevos duros de colores pintados con ojos, boca y pelo de lana, tampones para estampar cincelados en una patata…y un sin fin de locuras más. Dudo que haya sido niña durante tantísimos años como para haber fabricado con mis propias manos tal cantidad de presentes.

Hoy entiendo la emoción que mi madre debía sentir cada vez que yo llegaba con un ejemplar de aquellos a casa, pequeños tesoros que te gustaría congelar en el tiempo para poder volver a verlos dentro de treinta años, cuando la niña que los ha hecho peine ya canas para su desgracia y el tiempo te devuelva así… ay, por dios creo que voy a llorar… Pero también entiendo que pasada la emoción y el subyugo inicial, la buena mujer se preguntara ¿Y qué leches hago yo ahora con esssto….?

Como tengo una madre lista cual ratón, durante un tiempo prudencial mantenía el objeto en cuestión a la vista para reforzar mi autoestima y fomentar que me sintiera orgullosa de mí misma y de mi propia capacidad artística. Para ello exponía el regalo durante una semana, o quizá más, en la estantería del salón, asegurándose de que la balda estuviera a la altura de mis manos para que pudiera alcanzarlo, tocarlo, experimentarlo y, si había suerte, romperlo. Si quedaba inservible de todas todas, lo tiraba a la basura con gesto apesadumbrado; y si simplemente se desmembraba, al menos ya había más facilidad para dividirlo por grupos en los cajones o esconderlo bajo la alfombra propiciando que alguien lo pisara sin querer al pasar. Y con las mismas, se hiciera astillas. Mi madre es la reina de la obsolescencia programada.

A medida que pasó el tiempo y me fui haciendo mayor, mis regalos fueron subiendo peldaño a peldaño en la dura y competitiva pirámide del estilosismo maternal. El ascenso dependía en todo momento de las monedas que consiguiera pescar cuando mi padre se quedaba dormido en el sofá. En cuanto el hombre recobraba la verticalidad, yo me levantaba como un resorte para explorar bajo los cojines y aspirar como un oso hormiguero cualquier duro alocado que hubiera escapado de su pantalón. Con las manos llenas corría entonces a comprar alguna de aquellas estatuillas tipo Oscar de Hollywood, pero en material de corchopán, con la inscripción “A la mejor mamá”, perfecto regalo comodín donde los haya pero si es en pequeñas cantidades, ojo, porque en mi casa logró superar en número a los famosos Guerreros de terracota de la dinastía Qin Shi. Mi madre habilitó una habitación sólo para ellos y les ponía nuestra ropa cuando ya no nos servía, no les digo más. Qué tonta, al final les cogía un cariño…

Cuando no tenía dinero ni ninguna idea chula e intuía vagamente que volver a comprar el mismo regalo supondría que mi madre ejercitara el ‘tiro de Oscar a cabeza de hija’,  simplemente lo reconocía. Entonces mi madre me miraba amorosa y me decía “si yo no necesito nada, mi amor, con teneros me basta”. Sé que lo decía sinceramente y con la esperanza de que me agarrara a su cuerpo y me frotara como una manopla, con el gustico que eso da… Si yo te entiendo, madre – pienso ahora – que el amor sacia una barbaridad, pero oye, que si además de eso te premian el esfuerzo realizado con unas buenas gafas de sol o un BonoSpa de cinco tickets, pues bienvenido sea, que menos hace al año Luis Miguel y al final con la tontería siempre le cae un EMI.

Personalmente debo admitir que en los últimos años he disfrutado en carne propia de los mejores obsequios que una madre pueda imaginar: un imán de nevera con su carita y la inscripción “Te quiero mucho, mamá” y un pisapapeles de arcilla con la forma de su mano y la inscripción “Te quiero mucho, mamá”. Está claro que los tiempos cambian pero los regalos para madres seguirán conservando sine die la misma materia prima de base. No sé qué tendrá la arcilla, qué tendrá la arcilla, oye.

Sólo quedan dos semanas para el evento y apenas puedo resistir ya la curiosidad de saber qué tendré de regalo este año. Y eso que por primera vez puntúo doble, porque con las dos escolarizadas ya en infantil y guardería, no me gana nadie a hijas hacendosas y handmakers. ¡Hú-Há!

La semana pasada Lamayor me avanzó, “¿Sabes qué, mama? Te estoy haciendo una bolsa para el día de la madre, como regalo, pero no te puedo decir qué es.”  Ganas me dieron de preguntar ¿acaso no es una bolsa, cariño?  pero inmediatamente puse cara de haber sufrido un esguince cervical, aceleré el paso y fingí que había fuego en el descansillo. Sea lo que sea, gritaré e hiperventilaré cuando lo vea, estoy segura. Luego lo mantendré en el salón un tiempo prudencial hasta que la divina providencia haga con él y con su futuro lo que buenamente juzgue oportuno. Pero antes le haré una foto, eso sí, que ya saben ustedes de esta querencia mía a las instantáneas. Y cantidad de ellas acumularé y acumularé, hasta que me llegue el día de recibir mi más que merecido Oscar.

En paralelo, pediré también las gafas de sol, que una no sabe quien puede estar oyéndole ahí fuera…

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.8/5 (13 votes cast)
And the pisapapeles goes to…, 4.8 out of 5 based on 13 ratings

52 Comments

Filed under Edad, Elucubraciones, Familia, Humor, Mujer, Neurosis, Padres, Ser madre

52 Responses to And the pisapapeles goes to…

  1. Ata

    El día del padre no puedo dejar de mirar con curiosidad y cierta picardía a la profe de la guarde… hasta que me doy cuenta que les ha hecho lo mismo al resto de papás 🙁

    A cada post te superas, madre.

    • Blogdemadre

      Lo mejor de todo es cuando vas a buscar al miniser y la profe te dice : “Necesito una foto de Laniña y la cadena de su chupete favorito” Y tú te dices : “Date, a menos que esta señora bajita esté emparentada con McGuiver y me vaya a hacer una granada de mano, este año me cae un llavero sí o sí”
      Y luego ves el llavero y sollozas de igual forma.
      Asín son las cosas…
      Me alegra que te guste, amigo!!!

  2. ¡Que buena idea! viene ya el día de la madre y qué mejor que predicar con el ejemplo: regalarle a las buenas madres como yo la primicia de uno de tus futuros ejemplares (ya sabes que si no neceo no sería yo). Eso de incluir a Luis Miguel te ha posiscionado- si cabe- más alto en el ranking de mi corazón jajajaja

    • Blogdemadre

      Amiga Desmadreadora, si vuelve usted a mencionar la posibilidad del sorteo del libro, el estrés va a hacer que me dé la vuelta sobre mí misma y viva unos meses del revés como si fuese un jersey.
      No sé si le gusta a usted Luis Miguel, pero Luis Miguel grita. Eso es así.

  3. Vane

    Genial! Me he visto a mi misma con mis propio esguince cervical cuando el otro día elpequeño me avanzó “te estoy haciendo un marcapáginas”, a lo que yo pregunté con dedo en movimiento acusador muy de madre “¿pero eso no era una sorpresa, cariñoooo?”, y él remató “pero se lo puedo contar a papá y a los abus”. Después la nada. Mi cara de pez. De madre invisible.

  4. Me ha encantado lo de que tu madre sea la reina de la obsolescencia programada… jajaja. Yo soy prácticante de tu religión fotógrafa, pero como soy una trendy mom, además voy clasificando las fotos de las “obras” en carpetas con toda la idea de hacer de aquí a un tiempo un álbum digital. Ya sabes, como si fuera el catálogo de una exposición… ¿mortal, eh?

    La que lo tiene chungo es mi madre… después de 20 años, cuando ya tenía olvidados los “monstros DIY” de su hija, voy a aparecer el domingo con mi marco washitapeado del taller madresférico. Tengo verdadera curiosidad por ver su reacción… ¿me dirá “qué bonito”? Y lo mejor de todo, ¿qué coño hará con él?

    A lo mejor hasta me da para escribir un post… jajajaj.

    Besitos, que me he reído mucho, hala!

    • Blogdemadre

      Jajajaja voy a llegar yo a casa de mi madre con un Tú-y-yo en tela panamá con un pajarito bordado… Pobre, entraría en shock!!
      Me alegra que te guste, madredegremlin&tamagochi (por si se me encela y enfurruña)

    • Paz

      Si de verdad haces eso dejo de leer tu blog para siempre por agravio comparativo y me uno a la tamagoche en su cruzada reivindicativa (bueno, lo leeré, pero a escondidas). Yo soy la peor madre del mundo porque no me acuerdo qué trajo del cole el año pasado, creo que una sencilla postal, es lo que tienen de bueno los colegios públicos. En cambio guarderías mejor privadas, que traían unas galletas de mantequilla en forma de corazón que además de estar bueníiiiiiisimas son perecederas per se, un acierto.

  5. Ay, qué momentos los de los regalos del día del padre y de la madre! El año pasado, los nada salerosos gobernantes de la guardería decidieron no hacerlo (por si había alguien sin padre o madre, tiene cojones la cosa) y sucumbimos al desaliento, aunque conseguimos una pequeña manualidad de la profe, así como de estraperlo. Este año han recapacitado y sí tendremos cosas. Yo debo estar graduándome en obsolescencia programada como tu madre, porque ya no recuerdo dónde tengo el mío. Con la ilusión que me hizo!!!!

  6. Mami de 1+2 (@arare73)

    Jo, pues no sabéis la suerte que tenéis!!!! En el cole de mis brujis no hay regalos ni para la madre, ni para el padre!! Se decidió hace años en junta escolar que debido a que había casi tantos hijos de padres separados cómo de padres sin separar, decidieron no hacerle pasar el trago a los niños de salir con el regalito del padre el finde que le toca a la madre y viceversa…… Eso sí, para compensar, traen manualidad por cada evento que os podáis imaginar: Santa Lucía (patrona música), San Antonio Abad (patrón de los burros), porque empieza la primavera, el verano, el otoño y el invierno… y así hasta completar todo tipo de eventos …..

    Eso sí, el mejor de todos, el de ayer….. mis tres rosas hechas manualmente por las brujis, que superaron con creces las verdaderas regaladas por el padre.

    Feliz día de la madre!!! (por si me olvido de hacerlo cuando toque;-D)

    • Blogdemadre

      jajajaja buenísima la manualidad del patrón de los burros, eso compensa cualquier cosa jajaja
      Disfruta las rosas!!!!

  7. Yo todavía no he recibido regalos de mi peque, es muy pequeña y no va a la guarde (o fábrica de regalos y recuerdos varios), pero lo estoy deseando. De hecho al leer tu post me he acordado del primer pisapapeles de piedra que le regalé a mi padre. En su día fue reconvertido en sujeta puertas y todavía hoy mantiene abierta la del dormitorio de mis padres. Increíble pero cierto, más de 30 años después sigue ahí como el primer día. Cada cierto tiempo lo miro y me hace un montón de ilusión :). Espero conservar también al menos uno de los regalos de mi ratona, para que el día de mañana sienta lo mismo.

    • Blogdemadre

      Nada hay mejor que los padres que guardan recuerdos y los reconvierten en piezas útiles! Grandes, grandes! Felicítelos usted de mi parte…de verdad!
      Y pensandolo bien, quizá me haga una pamela con las acuarelas que diariamente me trae Lamayor de su clase de pintura. O unos estores! O unas cortinillas para el coche!
      …si es que no hay nada como pensar…

  8. Coherente

    Mi Sra. Señorísima:
    Tengo yo tres carpetitas archivaditas con todo lo que ha hecho mi preadolescente favorita; el estudio donde trabajamos mi marido y yo está salpicado entre libros decimonónicos de sus manitos en barro o su palomita de la paz. La nevera sigue llena de dibujos de su época naif, con su papelito celofán de colores encima, lo cual aunque parezca cierta tendencia “gore” es muy práctico para pasarle encima la toallita antigrasa en época de limpieza.
    Se llama colonización, como las entradas de especies exóticas en el hábitat familiar.
    Genial entrada; espero leerle algo así dentro de 8 años x 2 niñas = loft
    Suya,

    • Blogdemadre

      Usted que es hacendosa y organizada, amiga, Lamayor está en una época creativa tal que ni teniendo estudio adyacente conseguiríamos almacenar toda su creación artística. Nos vamos quedando con las obras más representativas, siempre y cuando no llegue Lapequeña por el flanco y le manuscrite un garabato. Y así pasamos los días, tan ricamente.
      Siempre suya, ofcórs.

  9. S

    Llamadme rarita, pero a mí me gustaría que nos hiciera algo. En nuestro colegio también van de tan “políticamente correctos” que dan asco y por lo tanto, no hay regalos del día del Padre, ni de la Madre hechos por los retoños. Lo que veo muy mal, en la guarde nos hacían cosas y hace ilusión.
    Lo de Luis Miguel, pa nota, reina.

    • Blogdemadre

      Que noooo! Qué leches rarita!! A quien no le guste un regalín por el día de la madre, miente cual bellaca 🙂 Acabar con ellos debería ser delito!

  10. Ay madre… Lo de la obsolescencia programada es un arte, no se crea, que yo no he conseguido aprender todavía… Un BonoSpa es lo que yo necesito. Que luego lo usen ellos o yo, me es indiferente, el caso es que me los deslapen un ratito…

    • Blogdemadre

      Qué bonito el verbo deslapar, amiga, me ha encantado, cómo se nota que tiene usted estudios y don de lenguas 🙂
      Tirando un BonoSpanen pal mierdapueblo!

  11. Otia…ahora que lo dices….a mí un día el monstruo también me traerá el pisapapeles de arcilla con su manita O_O ( el mío sigue en mi cuarto en casa de mis padres y cada vez que lo veo pienso: mira que es feo…porqué sigue vivo?? así de pequeñita era mi mano?? cada finde, la misma pregunta retórica).
    En fins….y con 2 añitos traen regalo a casa? o el regalo es el niño en sí de una sola pieza?? (que en el caso de Jomío ya es mucho!) XD
    Ganas de achucharte Madre!!!1 :-))

  12. Reina, siento desvelar el secreto, pero para mí que te va a caer una bolsa con un tú-y-yos” dentro, jejeje

  13. Disculpen mi ignorancia, pero… ¿qué coño es un tú-y-yo?

  14. Estupenda, as usual, my friend…. A mí me espera una camiseta, es lo que tiene llevar con antelación el material que necesitan a la guarde… que se estropea la surprise…. pero me hará mucha ilusión, seguro! Y guardarla aún más (y si no, para trapos, jeejejeje)

    • Blogdemadre

      Una camiseta? Guardala, reinamora, que ahora sólo te podría servir de gorra (me pegas el día 3 si tú quieres, anda) Besito súper simpático

  15. Pues considerate afortunada, porque yo me muero por un regalito de esos y en el cole de mis peques no se estila ni el día del padre ni de la madre 🙁

    Mi madre los guarda casi todos, jeje, el espejo rayado y pintado, los posavasos de marquetería… el cenicero pintado con betún de judea se rompió (y creo que acabo de descubrir el porqué…)

    • Blogdemadre

      El espejo rayado y pintado de negro por detrás…pero cómo he podido olvidarme de semejante pieza!!!! Menos mal que tenemos la memoria colectiva 🙂 Gracias!!
      RIP Cenicero de Judea. Lo siento…

  16. Nerea

    Genial como siempre, pues yo estoy desenado que el Monillo vaya al cole, porque lo que es en la guarde a pesar del pastón que paganmos para el día del padre ná de ná y pa la madre creo que habrá menos todavía, ya sabes los recotesd e rajoi llegan a todas partes ;-). Yo llevo un mes echando indirecta muy directa, asi que espero ese día también hiperventilar y muchooooooooo. Al igual que la gremlin estoy guardando sus creaciones en una carpeta, con finalidad de fotografiar, reducirlar y hacer un cuadro para cuando sea adolescente colgarla en su cuarto y que flipe.
    Mi madre se cargo el cenicero de barro que le hice a mi padre, el todavía sigue pensando que fue aposta porque ella tuvo un simple dibujo…

  17. Nerea

    Yo como siempre dando ideas, ver si publico los mios cuanto antes y así tengo donde contarlo todo, todo,todo….

  18. Ahora que lo pienso, en casa de AbuNinja no sólo tenemos los tu-y-yo, las servilletas de vainica, los posavasos de fieltro, los portaretratos de macarrones, la figurita de escayola pintada con betún de Judea y cera, el cuadro en relieve con silicona, hasta el infinito y más allá.. pero lo mejor de todo, es que creo que una Servidora va por el mismo camino. Ayer por la noche el Sensei “enmarcó” si Sres. enmarcó, el regalo del día del padre, un azulejo pintado emulando un cuadro de Miró por NiñoNinja. Necesito una casa más grande para estas cosas, bueno, para estas y otras muchas más.

    • Blogdemadre

      Buenísimo desglose de enseres. Olvidé los posavasos de fieltro, leches, …qué buenos ratos pasábamos con el fieltro, eh? Venga de recortar y de recortar… Y ese pegamento Imedio que no podía oler mejor y que fue el germen que dio lugar a la drogodependencia de toda una generación… 🙂 Y si se te quedaba en los dedos, te lo comías. Pabernos matao…

  19. Paz

    Me llamo Paz y yo también fui a un colegio de monjas (suspiro y lagrimita), yo también traje todos esos regalos que dices a mi casa. Ahora estoy en el último paso, pedir perdón, y eso hago publicamente. Mi hijo no trae todavía cosas de esas, igual es por lo de la corrección política o por mis rezos a San Pascual Bailón, pero mi marido lo compensa haciendo postales personalizadas con foto de elunico y cosas raras de esas. Como soy una persona horrible este año les he pedido a los dos un día de no dar palo al agua, pero de verdad, no rascar bola, n´a de n´a, no quiero el timo del bono de Spa (antes de salir a relajarte, dale la merienda, deja la cena preparada, la ropa de mañana planchada, dúchate rápido que hay que echar gasolina y, a la vuelta, pasa por Mercadona que no quedan yogures). A mí no me la dan este año, y si quiero un recuerdo imborrable me hago una foto sonriendo en la cama a las 4 de la tarde con el periódico del día y un reloj, para que no haya duda.

    • Blogdemadre

      Jajaja tal y como has empezado dan ganas de levantarnos todos y gritar al unísono, Te queremos, Paz. Arrepentirse está bien, compañera, pero el regalo que te has pedido este año está infinitamente mejor. Temo que voy a copiarte. Si consigues quedare hasta las 4 de la tarde en la cama, avísame y manda foto en pijama, por favor.

      • Paz

        Dios me castiga por mi maldad, hoy en el desayuno ha dicho algo de un marcapáginas, pero no sé si es por el día de la madre o por el día del libro, en todo caso tiene intención de quedárselo para él, ¡bendito egoísmo!

  20. Mi madre los recibía por duplicado, por el día de la madre, y por el del padre, y ella siempre sonreía, y los exponía en sus entanterías.
    Todavía no he recibido ninguno en mi condición de mamá,creo que me va a tocar este año por primera vez, pero casi lloro al ver el que hizo para el día del padre…

    • Blogdemadre

      La primera vez es la que más mola y, aunque no llegues a llorar, seguro que se te queda una cara de lila durante toda la mañana muy digna de mención…

  21. Naira

    jajajaaj qué genial…..y qué cierto……..
    Mira..yo estoy colaborando con una acción especial para el día de la madre… felizdiadelamadre.com …. igual te gusta….jajajajjajaj
    Me he encantado, de verdad.

  22. MadredeCuatro

    Mmm…. Vamos a ver… Dejadme que mire la repisa de mi sitiodetrabajarencasa: un arbolito pintado de deditos pinchado en una bola de archilla azul… un cuadro de LM con margarita de collage y una piedra pintada de mariquita (jopé, ésas son del mayor!) un dibujo de mí plastificado (40cms, no os creáis) en la cual tengo el corazón pintado: amarillo y con rayos tipo sol… He llorado en toooodas las ocasiones, para gran felicidad de Ellos, que se lo chivan (mira, ahora Mamá llora ¿ves?).
    Y yo que me tenía por una madre dejada!

  23. Lupe

    El domingo recibo mi primer regalo del día de la madre. Qué será, qué será, si me pidieron una camiseta blanca mía y el miércoles llegó con restos de pintura debajo de sus diminutas uñitas…???

  24. La vida misma, no se puede describir mejor, lo del esguince ante los regalos veo que es un tema universal, uf, creía que me pasaba a mí nada más, ha sido todo un alivio leer que a las demás también les pasa.Muchas gracias por compartirlo.
    Por el día de la madre le invito a visitar mi web: http://www.webantoniaortega.com/
    Saludos,

  25. eva

    Yujuuu! mi primer día de la madre y ohhh sorpresa! que me han regalado? El libro de blogdemadre!!!!!!! regalazo! me ha hecho muchísisisima ilusión! 🙂

    • Blogdemadre

      ¡¡¡Regalazo!!!! … ha tenido que ser usted muy buena durante este año para merecer semejante premio! 🙂
      Espero que lo disfrutes muuuucho!

  26. Jo, qué bueno! Por algo algunas escriben un libro… o dos 😉
    Me quedo con el catálogo de exposición de ladelgremlin y así si los regalitos “desaparecen” siempre tendremos el maravilloso recuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *